Andalucía, tierra de gastronomía con pasión

Andalucía es, sin duda, uno de los rincones de Europa con mayor tradición culinaria. Su gastronomía se ha ganado un lugar dentro de la historia de la cocina. Esto es debido, en parte, gracias a las diferentes culturas que han pasado por esta tierra durante siglos y dejando en el recetario andaluz recetas que se mantienen hasta hoy en día.

En esta lista que os presentamos vas a encontrar platos para todos los gustos y, sobre todo, riquísimos que, una vez que los pruebes, no te dejarán indiferente.

Salmorejo

Primo hermano del gazpacho. El salmorejo, al contrario que el gazpacho, es una crema con textura espesa gracias a que se añade pan. No lleva pepino ni pimiento y su preparación es más sencilla. Se suele servir con huevo duro picado y taquitos de jamón. Se ve en toda Andalucía, pero es más típico de Córdoba.

Salmorejo

Cazón en adobo

El cazón es un pequeño tiburón que podemos encontrar en todos los mares, aunque su secreto está en el adobo, no en el pescado. En este plato, el cazón se marina durante 8 horas en un preparado de agua, vinagre de Jerez, pimentón, sal, ajo, laurel, comino y orégano. Tras esas horas, se saca, adoba y se fríe en aceite.

Flamenquín

Se preparan con carne de lomo rellenado de jamón y queso, se enrolla, empana y se fríe. Es muy sencillo de realizar y tiene un sabor delicioso, incluso puedes acompañarlo de patatas fritas. Es originario de Córdoba, aunque puedes encontrarlo en otras partes de Andalucía.

Flamenquín

Pringá

Es un plato de puchero andaluz. Este guiso es parecido al cocido en el resto de España, aunque preparado con garbanzos, verduras y carnes. Aunque la carne, en este caso, está bien cocinada y tierna al final y no se come con cubiertos, sino usando el pan como sostenedor de la comida. Se suele servir con un montadito relleno de mezcla de carnes en trozos (jamón, pollo, chorizo, morcilla, etc.) y se encuentra en los bares de tapas de Sevilla.

Atún encebollado

El atún rojo de almadraba es uno de los más valorados en Cádiz, capturado con la técnica de la almadraba. Una de las formas de prepararlo es encebollado. Solamente necesitarás gran cantidad de cebolla picada y el atún (parte de la ventresca), además de pimentón y vinagre de Jerez.

Gazpacho

Es el plato andaluz más conocido y un clásico en los menús de cualquier restaurante de toda España. Se trata de una sopa fría preparada con tomate, pimiento verde, pepino, ajo, y aceite de oliva. Se le puede añadir otros complementos como pan para darle textura u otro tipo de verduras y añadidos como huevo o aceitunas.

Un plato semejante es la pipirrana, aunque en forma de ensalada y es originaria de Jaén.

Gaspacho

Rabo de toro

Es una de las recetas tradicionales de Andalucía y Córdoba, más específicamente. Su origen está en las calderetas populares que se realizaban tras las corridas de toro, usando la carne de los animales sacrificados. Es un plato muy extendido, no solamente preparado con toro, también con buey y ternera. Se destaca por ser una carne tierna y sabrosa, obteniendo esta textura al ser cocinado a fuego lento, con salsa de hortalizas y vino tinto. Se suele acompañar de patatas fritas.

Rabo de toro

Pescaíto frito

Es uno de los platos más consumidos en los bares y restaurantes de Andalucía. No tiene mucha complicación puesto que está basado en pescaditos pequeños (boquerones o chanquetes) rebozados y fritos.

Pescaíto frito

Habas con jamón

Las habas es uno de los productos estrella de Andalucía, incluso pueden servirse crudas, frescas y tiernas para poder picarse como aperitivo. Aunque también se usan en platos preparados como son las habas con jamón, típico de Granada.

Está basado en habas fritas y acompañadas de taquitos de jamón.

Andalucía, tierra de gastronomía con pasión

Ajoblanco

Como ocurre con el gazpacho, es un plato que consiste en sopa fría y perfecta para los días de mucho calor en verano. Tiene como ingrediente principal el pan, el cual es acompañado con aceite de oliva, ajos, vinagre, agua, sal y… almendras. Es típico de Málaga donde se suele servir con uvas también, aunque hay versiones en Almería y en Extremadura.

Postres

Y no hay nada mejor que, tras cualquier plato, llegue el postre. En este caso los postres son bien dulces y que dar el punto final a una comida riquísima. Entre ellos podemos encontrarnos mantecados que no sólo se comen en navidades, también puedes comerlos de postre. También las medias lunas, cuyo origen están en Almería y son unos pastelitos fabricados a base de merengue y bizcocho. O, por poner otro ejemplo, tenemos los piononos (su nombre procede al ser hechos en honor al Papa Pío XIX) que es un pastel borracho acompañado por crema tostada.

Andalucía, tierra de gastronomía con pasión

Bebidas típicas

Como suelen decir, un bocado entra mejor si viene acompañado de una buena bebida. Y en este caso podemos acompañar nuestros platos de un vaso de buen vino como son el de Jerez, donde no puede faltar el Pedro Ximénez, y otros como la manzanilla o el fino, vinos licorosos como el Málaga Virgen o el pilycrim y el rebujito (estos dos muy bebidos en ferias), o bien optar por algo más suave como el mosto, el tinto de verano o la cerveza (maras Cruzcampo o Alhambra).

Andalucía, tierra de gastronomía con pasión

Como has podido comprobar, la gastronomía andaluza está llena de platos sabrosos que recogen toda la esencia de esta tierra y donde las verduras, la sabrosa carne y el rico pescado hacen acto de presencia para asombrar a tu paladar y tus sentidos.