El arte en las pinturas prehistóricas: primeras formas de arte

El arte en las pinturas prehistóricas: primeras formas de arte

El arte en las pinturas prehistóricas: primeras formas de arte

El arte rupestre y las primeras pinturas prehistóricas se puede decir que es la primera representación artística del hombre mediante el uso de pigmentos de origen orgánico, mineral o vegetal. Aquí en España tenemos el ejemplo más claro de las cuevas de Altamira donde se ve uno de los mejores ejemplos de arte rupestre del mundo.

En este artículo haremos un repaso por este tipo de arte, que forma parte de la evolución del ser humano y que fue el primer paso para que posteriormente se desarrollasen auténticas obras de arte. También veremos representaciones más importantes en otras partes del mundo y por qué eran tan importantes para nuestros antepasados prehistóricos.

¿Qué es una pintura rupestre?

El arte en las pinturas prehistóricas: primeras formas de arte

Una pintura rupestre es un dibujo o boceto que se realiza sobre roca o en cavernas, de la época prehistórica. El término “rupestre” procede del latín rupestris (rupes es roca). En este sentido, rupestre hace referencia a la actividad humana sobre las paredes de cavernas, covachas, abrigos rocosos u otros lugares.

Normalmente, al estar protegidas de la erosión de la naturaleza por su ubicación, estas pinturas han resistido al paso del tiempo.

Características

Las pinturas rupestres son más o menos homogéneas en cuanto a su temática. Las procedentes del Paleolítico normalmente suelen exhibir dibujos de animales y líneas. Posteriormente, en el Neolítico empiezan a aparecer las figuras humanas, las huellas de manos en negativo y otras representaciones del entorno, como hojas, etc.

La mayoría de los animales dibujados en ellos son mamuts, bisontes, caballos, cerdos salvajes, ciervos o renos, usualmente pintado en escenas de caza, corriendo o heridos con flechas o lanzas. Por lo general, dominan uno o dos colores yendo de tonalidades de negros, rojos, amarillos hasta marrones.

Técnicas utilizadas

El arte en las pinturas prehistóricas: primeras formas de arte

En general, todas las pinturas rupestres fueron hechas con materiales similares, a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia unas de otras. Generalmente, se usaban pigmentos del carbón vegetal, heces, sangre y otros fluidos corporales.

Entre los minerales utilizados se encontraban la hematita, el óxido de manganeso o mezclas como la arcilla. Como espesante de estas sustancias se usaba bien grasa animal o algún tipo de aceite.

Estos pigmentos de origen orgánico o mineral se untaban en la piedra con los dedos o bien usando instrumentos como plumas de aves o trozos de madera. En algunos casos, podrían llegar a raspar la roca con una piedra o herramienta para crear efectos de realismo y tridimensionalidad.

Periodos del arte rupestre

Periodos del arte rupestre

En el Neolítico comienzan a aparecer las figuras humanas como las de Tassili n´Ajjer (Argelia). Podemos encontrar cuatro épocas del arte rupestre:

  • Arte paleolítico. Es el arte rupestre más antiguo, que data de entre 73.000 y 12.000 años a. C. Se trata de dibujos prefigurativos, a veces con bastante detalle y otras veces abstractos, de figuras naturalistas, generalmente bisontes u otras criaturas de caza.
  • Arte levantino. Ubicado en el arco mediterráneo de la Península Ibérica, es muy dinámico y naturalista, con figuras situadas en regiones menos profundas de las cuevas, generalmente representando escenas de cacería con arco y flecha. Fueron trazadas con plumas de ave.
  • Arte macroesquemático. Característico de la época neolítica, con enormes similitudes con ciertos estilos cerámicos y se cree que la procedencia fue alrededor de 6.000 años a. C. Representa figuras humanas, ídolos u orantes, y se asocian con ritos de fertilidad.
  • Arte esquemático. Supone una simplificación del estilo, con técnica no depurada y trazo rápido, distinto al arte levantino. Esto puede interpretarse que podría tratarse de signos, indicios de protoescitura o ideogramas. Apareció al final del neolítico, alrededor de 3.000 años a. C.

Dónde podemos encontrarlas en el mundo

Las mayores concentraciones de arte rupestre que podemos encontrar en todo el mundo están en:

África. En cuevas halladas en las montañas Drakensberg en Sudáfrica (parque nacional uKhahlamba).

Arte rupestre en África

América del Norte. En el Parque Nacional Tierra de Cañones (Estados Unidos) se encuentra el yacimiento de Barrier Canyon, que contiene pictogramas de 4 mil años de antigüedad. También en Ontario (Canadá) se encuentran grabados que fueron realizados entre los años 1.400 y 900 a.C.

Arte rupestre en América del Norte

Europa. En la cueva de Altamira (España), quizá las pinturas más famosas del mundo. En la cueva de Pileta (Málaga, España) que fue descubierta en 1905 en un yacimiento arqueológico que data del neolítico, con pinturas y grabados de estilo francocantábrico. O la cueva de Chauvet (Francia) se halló arte rupestre muy bien conservada de más de 40 mil años de antigüedad.

Arte rupestre en Europa

Oceanía. En el parque Nacional Kakadu existe una colección de pinturas rupestres en tonos ocres.

El arte rupestre y las primeras pinturas prehistóricas se puede decir que es la primera representación artística del hombre mediante el uso de pigmentos de origen orgánico, mineral o vegetal.
  • América del Sur. Existen múltiples ejemplos de yacimientos de arte rupestre como son en Lol-tún (Yucatán, Mëxico) con pinturas que datan del Pleistoceno, las Líneas de Nazca (Nazca, Perú) o la Cuevav de las Manos (Santa Cruz, Argentina).

En conclusión

Las pinturas rupestres son consideradas de las primeras manifestaciones artísticas y pinturas prehistóricas del ser humano en cuanto al uso de pigmentos en superficie. Muchas de estas pinturas eran el reflejo de su vida cotidiana, con escenas de caza o rituales destinados, muchos de ellos, a la fertilidad. La mayoría de estas pinturas podemos encontrarlas en cuevas y cavidades que gracias a su ambiente y la falta de presencia humana a lo largo de los siglos se han mantenido muchas de ellas en buenas condiciones.

Como se ha visto en este artículo, las pinturas prehistóricas rupestres son innatas al ser humano, apareciendo de formas similares (pigmentos, zonas donde se pintaron) en muchas partes del mundo.

Sin lugar a dudas, las pinturas rupestres son una representación en piedra de nuestro legado como ser humano y la huella que dejaron nuestros antepasados de hasta 50 mil años de antigüedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *