El barco que llevaba partes del Partenón revela más secretos

El barco que llevaba partes del Partenón revela más secretos

El barco que llevaba partes del Partenón revela más secretos

La última expedición de buzos al naufragio del Mentor, el cual se hundió cerca de la isla de Kythera en 1802, ha recuperado varias piezas del aparejo del barco. Monedas, la suela de cuero de un zapato, una ficha para jugar a las cartas, dos piezas de ajedrez, fragmentos de utensilios de cocina y otros objetos aparentemente normales.

Cuando se hundió, el barco transportaba esculturas de mármol extraídas del Partenón de Atenas, que sufrió graves daños, más tarde conocido como “Mármoles de Elgin o Mármoles del Partenón”. Estas espectaculares esculturas, que representan dioses, héroes y animales griegos, ahora se exhiben en el British Museum de Londres.

Sin embargo, los pequeños objetos recuperados del naufragio revelan aspectos intrigantes de la vida de las personas a bordo del barco cuando se hundió, según el arqueólogo Dimitris Kourkoumelis, del Ephorate of Underwater Antiquities, de Grecia.

“El objetivo es comprender cómo vivía la gente y cómo era la vida a bordo, no solo para los pasajeros sino también para la tripulación”, dijo Kourkoumelis. “Hemos encontrado monedas de oro de Utrecht en Holanda, así como de España, y también monedas del Imperio Otomano. Por lo que era realmente un grupo de personas cosmopolita en el Mentor”. 

Esculturas del Partenón en disputa

El Mentor era un bergantín construido en Estados Unidos que perteneció al diplomático británico Thomas Bruce, un noble escocés titulado el séptimo Conde de Elgin. Elgin, como se le conocía, usó el barco para llevar a Inglaterra antigüedades que había recolectado mientras estaba destinado en Constantinopla como embajador de Gran Bretaña en el Imperio Otomano. Aunque el barco llegó a Kythera, donde los pasajeros y la tripulación treparon a las rocas, el Mentor pronto se hundió bajo unos 20 metros de agua de mar. 

Mentor

El secretario de Elgin, William Hamilton, pasó casi dos años en Kythera, supervisando el rescate de las esculturas por buzos. A ellos se les pagó para recuperarlas del naufragio sin ningún equipo de buceo.

Las esculturas se enviaron luego a Inglaterra y Elgin las vendió al British Museum en 1816.

Elgin afirmó que había pagado por las esculturas y que había obtenido un decreto del gobierno otomano gobernante para tomarlas. Pero nunca se ha encontrado evidencia del decreto.

Cuando Grecia recuperó su independencia de los otomanos en 1832, comenzó una serie de proyectos para recuperar el arte saqueado. Los Mármoles de Elgin estaban en la parte superior de la lista. Desde entonces, todos los sucesivos gobiernos griegos han exigido la devolución de las esculturas. Sin embargo, hasta ahora el British Museum se ha negado, aunque se ha ofrecido a prestarlos temporalmente.

El famoso naufragio

Kourkoumelis ha dirigido expediciones de buceo al naufragio del Mentor todos los veranos desde 2009. Tras que el gobierno griego promulgase una legislación para proteger el naufragio y ordenar formalmente a los arqueólogos estatales que lo excavasen.

Según Kourkoumelis, la construcción del Mentor es muy diferente a la de barcos similares construidos en el Mediterráneo. “Los barcos estadounidenses fueron construidos para viajar en mar abierto, por lo que eran mucho más fuertes; es muy interesante trabajar en un barco como ese”, dijo.

El barco que llevaba partes del Partenón revela más secretos

La embarcación de madera ahora se está pudriendo después de más de 200 años bajo las olas, y solo serán posibles unos pocos años más de excavaciones.

Posibles joyas aún abajo

Nunca se han encontrado más elementos de la colección de Elgin, pero el naufragio ha producido numerosos objetos pequeños a lo largo de los años. Incluidas joyas de oro, monedas antiguas y cerámica griega que probablemente provenían de las colecciones privadas de algunos de los pasajeros a bordo cuando se hundió.

Los hallazgos más recientes del año pasado incluyeron dos piezas de ajedrez de madera (en años anteriores se encontraron otras seis piezas del mismo conjunto) y una ficha o moneda de metal que probablemente se usó en un juego de cartas. 

Los arqueólogos planean examinar científicamente todos los elementos, muchos de los cuales se exhibirán en el Museo de la Acrópolis en Atenas, dijo Kourkoumelis. El museo ya exhibe aproximadamente la mitad de las esculturas del Partenón que quedan, y tiene un espacio reservado para los Mármoles de Elgin si alguna vez se devuelven a Grecia.

“Estamos excavando el barco que está asociado con uno de los episodios más dolorosos de la historia reciente de Grecia”, dijo Kourkoumelis. “Creo que es muy importante demostrar que no solo estamos pidiendo cosas, sino que estamos trabajando por la protección de todo lo que está involucrado”.