¿Qué es un elevator pitch? Te damos consejos para mejorarlo

Un elevator pitch es simplemente un breve discurso de presentación en el que nos damos a conocer a nosotros mismos, despertando interés y curiosidad entre los interlocutores. La idea general es dar una imagen de uno mismo de qué hace y cómo lo hace, generando interés para conseguir conseguir el objetivo que tenemos en mente.

Elevator Pitch significa literalmente “discurso del ascensor”, es una forma de vender nuestra imagen de marca personal en una conversación en un ascensor. En ocasiones también es denominado “elevator speech”.

Se tiene que tener en cuenta que una conversación en un ascensor no será muy larga. Un elevator pitch no debería de tener más de un minuto de duración, el tiempo justo para generar interés y una buena impresión en la presentación de nuestro proyecto.

Esta herramienta puede también se muy útil para eventos de networking, además de poder aprovecharlo para entrevistas de trabajo.

Nunca se sabe cuándo se puede presentar la oportunidad, ¡imagínate que se abre el ascensor y dentro va un alto directivo de la compañía que siempre quisiste formar parte!

Consejos para mejorar tu elevator pitch

  1. Definir bien tu público objetivo

Puede parecer un punto obvio, pero hay que tenerlo claro. Se tiene que saber a quién se dirige el mensaje, también hay que saber qué es lo que se le puede estar pasando por la cabeza a la persona que te está escuchando.

  1. Responde a las preguntas más comunes

En el corto periodo de tiempo que dura esta herramienta tendrás que dejar claro quién eres, a qué te dedicas, que tipos de problemas podrías resolver y cómo lo harías. Para ello, aunque parezca fácil lo hay que estructurar bien, ya que todo ésto se tiene que responder con la mayor brevedad posible.

  1. Resalta tus fortalezas

Estás vendiendo tu marca personal. Tendrás que resaltar tus puntos fuertes y llamar la atención para que se centren en tu utilidad. No te debes quedar en lo que haría, sino que también el cómo es importante.

  1. Estructurar todo lo anterior.

En esta fase recomendamos redactar un texto que incluya todos los consejos anteriores y recitarlo como si fuese un monólogo. No es lo mismo saber qué se tiene que hacer que llevarlo a la práctica. Así sabrás si realmente en un breve periodo de tiempo serás capaz de venderte como lo que realmente vales.