El boniato en la cocina: algunas de las mejores recetas

El boniato en la cocina: algunas de las mejores recetas

El boniato está muy desaprovechado gastronómicamente en nuestro país, aunque va cambiando la tendencia, prácticamente sólo se consume asado, y para muchos únicamente en la noche de Todos los Santos y cuando se compran a las castizas castañeras en las tardes de frío invierno. En otros países se consume en gran cantidad.

Al comprarlos buscaremos los de piel suave y firmes al tacto. Los boniatos blancos los escogeremos para guisos y los anaranjados, más dulces, para comerlos asados o en dulces. Pero, a pesar de la tradición, no es aconsejable comerlos con castañas, pues esa combinación resulta muy indigesta.

¿Con qué combina bien el boniato? Lo podemos combinar con yogur, queso, frutas deshidratadas (higos, pasas, ciruelas…), almendras, granadas, frutas no ácidas y todo tipo de hortalizas.

Los boniatos se prestan muy bien para hacer compotas, rellenos de empanadas dulces y hojaldres, croquetas dulces y saladas (según variedad), confituras, dulces y pasteles. Pero también en guisos y potajes, como si se trataran de patatas, sus variedades blancas menos dulces.

En la cocina criolla, donde se utilizan profusamente en ciertas zonas, se contrasta su sabor con la pimienta, preparan una especie de pan de boniato. A continuación os mostramos algunas de las mejores aplicaciones de boniato en la cocina.

Pan de boniato

El boniato en la cocina: pan de boniato

Ingredientes: 750 gr de boniato, 3 yemas de huevo, 3 claras de huevos, 100 gr de azúcar integral, 2 cucharadas de mantequilla, 1 taza de leche (puede ser vegetal), media cucharadita de pimienta negra molida, sal.

Se cocina el boniato, se chafa y se mezcla cuidadosamente con las yemas de huevo, el azúcar integral, la mantequilla, la leche, la pimienta negra molida, la sal y las claras a punto de nieve. Se moldea en la forma que se desee y se hornea hasta que queda un pan cocido y dorado.

Medias lunas de boniato

El boniato en la cocina: Medias lunas de boniato

Ingredientes: 500 gr boniato, 100 gr azúcar integral, 1/4 leche (de vaca o avena), 125 gr de harina integral, 4 cucharadas de de pasas, 2 yemas de huevo, zumo de limón, 1/2 vaso de vino dulce (málaga, oporto…), aceite de oliva y sal.

Primeramente coceremos con un poco de agua, 30 gr de azúcar y un chorro de zumo de limón, los boniatos bien limpios, pelados y cortados a trozos pequeños. Una vez esté la pulpa blanda se chafa con un tenedor, obteniendo una especie de compota.

Aparte remojamos las pasas en el vino dulce y se dejan hinchar durante media hora. Mientras colocamos en un cuenco la leche de avena y 5 cucharadas de aceite de oliva. Sin dejar de remover se va añadiendo poco a poco la harina y las yemas de huevo, una a una, luego 40 gr de azúcar y una pizca de sal.

En otro cuenco montamos las claras a punto de nieve, que luego incorporaremos a la masa, mezclando de abajo a arriba con una cuchara de madera.

En una sartén de unos 15 cm de diámetro calentamos aceite de oliva y añadimos la cuarta parte de la masa, extendiéndola. Se cuece hasta que cuaje y la parte inferior empiece a dorarse. En ese momento se ponen pasas por encima (1 cucharada), después de escurridas, se deja que acabe de cuajar la parte superior y se le da la vuelta. Se pone entonces la cuarta parte de la compota de boniato y se dobla por la mitad, formando una media luna. Se fríen bien y se consumen de preferencia cuando están aún calientes.

Estofado de boniato con setas

El boniato en la cocina: Estofado de boniato con setas

Ingredientes: 800 gr boniato, 250 gr de setas variadas, 200 gr cebolla, 50 gr coco deshidratado, 1 vaso de caldo vegetal, salvia, tomillo, ajo, perejil y pimienta, salsa de soja y aceite de oliva.

Se saltea la cebolla en una cucharada de aceite de oliva.

Los boniatos pelados se cortan a tiras de 1 cm de grosor y se añaden a la cebolla salteada, se da unas vueltas y se agrega el caldo vegetal.

Las setas se cortan y se reahogan en aceite hasta que pierdan el agua, un poco antes de acabar la cocción se añaden el ajo y el perejil bien picados, se cuece todo junto un par de minutos y se agrega al guiso de boniato. Dejar otro par de minutos cociendo a fuego lento y añadir el resto de las especias y el coco deshidratado. Dar el punto de sal con la salsa de soja al gusto. Se remueve hasta que el boniato esté bien blando. Se puede acompañar con huevos duros cortados.

Es recomendable dejar reposar unos minutos antes de servir caliente.