Cómo fue el origen de los carteles publicitarios

Cómo fue el origen de los carteles publicitarios

Cómo fue el origen de los carteles publicitarios

La publicidad se ha convertido en un elemento indispensable en nuestro día a día, aunque no nos demos cuenta. Vemos carteles publicitarios en cualquier lado con la intención de embaucarnos, convencernos de comprar un producto, asistir a un evento, conocer una marca, etc.

En este artículo os vamos a hablar de los orígenes de los carteles y su desarrollo a través de los diferentes estilos artísticos del s. XIX-XX.

Qué es un cartel

Un cartel es un soporte para dar publicidad. Consiste en una lámina de papel, cartón u otro material que se imprime con un mensaje visual que sirve de anuncio para difundir información, evento, un bien económico, una reivindicación o cualquier otra causa. Suelen formar parte de una campaña publicitaria más amplia.

En su distribución, los carteles se coloran en el interior de un local comercial como en el exterior o escaparate para anunciar precios de artículos u ofertas. Los carteles también se usan para colocar el nombre de departamentos y secciones para orientar a la clientela, en estos casos se añade logotipo y los colores corporativos para destacar el origen del cartel.

También se usan en mercadotécnica para divulgar y apoyar campañas comerciales (rebajas y promociones) pegados a la pared, muebles, sobre pies metálicos o colgados del techo. Igualmente, su uso se extiende para anunciar espectáculos o eventos culturales como conciertos, encuentros deportivos, cine, ferias, exposiciones, etc. En esos casos, se suelen engolar en las paredes de edificios donde tendrá lugar el acontecimiento.

Además de publicidad, también los carteles han sido determinantes en la propaganda política, usada como difusión en campañas electorales o para transmitir unos ideales determinados, así como divulgando la foto del candidato, logotipo del partido y eslóganes electorales. El cartelismo político fue muy importante en la primera mitad del s. XX, sobre todo en época de entreguerras. El cartelismo bélico fue muy usado durante ambas guerras mundiales.

Orígenes

Uno de los creadores del cartel publicitario fue Jules Cheret, el cual comenzó de aprendiz de imprenta cuando tenía 13 años y durante su vida llegó a imprimir miles de carteles para teatros, locales y salas de concierto, teniendo resultados muy buenos mediante el uso de la litografía en color. Fue el primero en dar importancia a la parte figurativa en lugar de textos, cambiando los cánones estéticos de la época. En sus carteles, tenía presencia la figura femenina, como las Chérettes, las cuales fueron las primeras modelos publicitarias de la historia.

En Italia, tras el cartel publicitario de Rossetti para la obra Fausto de Gounod de 1863, en 1889 el pintor y publicitario alemán Adolf Hohenstein creó un cartel en color para la obra Edgar de Giacomo Puccini.

Cómo fue el origen de los carteles publicitarios

El cartelismo italiano tuvo su impulso con la editorial Ricordi. Esta incluyó a artistas en la búsqueda de un nuevo mensaje gráfico y verbal para el diseño de carteles de pared, anuncios y publicaciones en sus revistas, tarjetas postales y libretos de ópera. Fue exitosa la colaboración con los hermanos Mele, los cuales fundaron en Nápoles en 1889 una de las grandes revistas de Italia. Artistas de renombre pintaron una serie de carteles de estilo pictórico donde aparecían retratadas personas bien vestidas en vida cotidiana y que estaban pensados para captar la atención de la burguesía sobre las prendas confeccionadas por precios reducidos.

El cartelista más innovador fue el italiano Leonetto Cappiello. Ilustrador y dibujante de Livorno que abandonó las convecciones estéticas del momento para optar por un estilo inspirado en el expresionismo y el fauvismo. En sus carteles aparecen personajes de fantasía como duendes, arlequines y amazonas, usando colores vivos sobre fondos oscuros. Por primera vez, las imágenes representadas no estaban relacionadas con el producto publicitado, sino que eran representados con figuras simbólicas reconocibles. Otra característica de su estilo era el punto de vista rebajado, donde el protagonismo lo tenía la fuerza expresiva de las imágenes representadas.

Cómo fue el origen de los carteles publicitarios

La evolución del cartel desde un punto de vista artístico.

Los orígenes del cartel publicitarios están muy marcados por la pintura, pero a partir de 1950 la publicidad se asienta y llega a influir en la cultura.

Simbolismo

Con el Simbolismo el cartel se asocia a pintores como Gauguin, introduciendo la iconografía como elemento pictórico. Busca encontrar una silueta expresiva, un símbolo que, por su colorido, sea capaz de atraer al público. El cartel es un símbolo que debe ser entendido por todo el mundo.

Simbolismo

Cubismo

El Cubismo fue una revolución sensorial y su figura representativa es Cassandre, para quien el cartel había dejado de ser un objeto de exposición para convertirse en máquina de anuncios. Era integrante del proceso repetitivo de la comunicación en serie.

Realismo

En 1919 Jack John Geré decía que la fuerza publicitaria se podía conseguir por medios como el arte o la reproducción del producto. Los carteles realistas existen desde siempre, son de carácter descriptivo y se emplea en productos de calidad. Al final de la I Guerra Mundial, comienzan a surgir y la foto empleada en publicidad, en especial en Estados Unidos, donde se usaba el fotomontaje.

Realismo

Visión Nueva Rusa

Tras el triunfo de la Revolución bolchevique de 1917, los artistas de la URSS emprendieron la búsqueda de la visión nueva. Basada en la idea de la disciplina artística para un propósito y una intención. Aparecen diseñadores como Yakov Ruklevsky, los hermanos Stenberg, Vladimir, Gueorgui,Nikolay Prusakov, y Mikhail Dlugach.

Surrealismo

Con el Surrealismo, se prescinde de la lógica racional y se sustituye por asociación arbitraría de imágenes.

Dalí tuvo un enorme impacto en la publicidad. Los diseñadores de carteles usan el surrealismo porque una imagen no es lo que se suponía actúa como recordatorio de esa imagen.

Surrealismo

Movimiento Hippie

Los carteles de los años 60, tanto comerciales (fomentaban el consumo) como los de amor y la paz, propugnan la confianza en su atractivo sensual, apelando más a los sentimientos y emociones.

En esta época el público desarrolló el hábito de ver sin leer. Dio resultado una actitud mental y que los mensajes llegasen a través de los sentidos.

Movimiento Hippie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *