Consejos de orientación si vas al campo

Consejos de orientación si vas al campo

Consejos de orientación si vas al campo

Siempre que vamos al campo pensamos que vamos a disfrutar de un día soleado, rodeado de naturaleza y si nos vamos a llevar de comer o no. También solemos conocer la ruta que vamos a hacer y ponemos a punto nuestros dispositivos como el teléfono móvil, el GPS, etc.

Pero es posible que el día no sea como esperamos al final, que empieza a llover de pronto, nuestros aparatos dejan de funcionar, se nos hace tarde, y otras situaciones adversas. Y es posible que terminemos perdiéndonos y necesitemos orientarnos, pero no tengamos muy claro cómo orientarnos. Y es por eso, que en este artículo os vamos a hablar de formas de orientarnos en la naturaleza sin necesidad de llevar un GPS o un mapa. A continuación te mostramos algunos consejos de orientación si vas al campo.

Quizás te interese: Te contamos qué llevar a un viaje a la montaña

Orientarse por los sonidos

En caso de no poseer siquiera una brújula para orientarte, siempre podremos utilizar elementos naturales y nuestros cinco sentidos. Y en este caso hablamos de orientarnos por medio de los sonidos.

Si nos perdemos, podemos permanecer en silencio unos momentos, y ampliando nuestra capacidad auditiva poniendo las manos tras las orejas, consiguiendo así recibir el sonido de algún vehículo que pueda circular por una carretera cercana o un río, por ejemplo.

Este método auditivo también es válido para orientar cuando cae la noche o con situación de niebla.

Orientarse en el terreno

Una forma de orientarnos, en el caso de que no tengamos mapas, brújulas o GPS, es ir tomando nota mental de todos los elementos destacables que nos encontremos en el terreno como son árboles, rocas, arroyos, etc.

Consejos de orientación si vas al campo: orientarse en el terreno

Aunque, en el caso de que tengamos niebla espesa o la luz vaya disminuyendo, la distancia de referencia de los objetos suele disminuir y puede ser no útil, por lo que casi seguro que terminaremos perdiéndonos a pesar de creer que nuestro rumbo es una línea recta.

Orientarse con la brújula

Intenta, si vas al campo o de senderismo por una zona que no conoces, de llevarte un objeto de orientación. En este caso hablamos de la brújula.

Tenemos muchas brújulas en el mercado, muchas pueden ser mejores o no en calidad, pero es importante que tenga la capacidad de señalarnos el norte y la aguja no esté desviada. Tomando como referencia el norte de nuestra brújula, siempre podremos orientarnos para encontrar el camino perdido.

Además, si viene acompañado con un mapa, la cosa se pone más fácil, puesto que permitirá de forma sencilla el camino a donde queremos ir.

Cualquier persona amante del senderismo, debería saber interpretar un mapa orográfico en caso de extraviarse, o al menos conocer el funcionamiento de una brújula.

Incluso hacernos un mapa mental de cómo es el lugar puede ayudar. De esta manera, aunque no tengamos mapa, podemos recordar si había algún elemento del terreno como una carretera, un río, etc., que recordemos próximo y, con la brújula, poder guiarnos hacia esos elementos.

Consejos de orientación si vas al campo: orientarse con la brújula

El musgo

El musco es un vegetal que suele crecer en zonas húmedas de los bosques y terrenos, puesto que necesitan de mucha agua para vivir y reproducirse. Podemos encontrarlos normalmente en zonas rocosas, en bosques o árboles en la cara norte de estos elementos, debido que son las zonas donde menos incide el sol.

El musgo

Usando un palo

Si tenemos soly lo que buscamos es orientarnos, buscar los puntos cardinales en caso de no tener una brújula, tenemos un método sencillo. Éste consiste en clavar un palo de manera vertical y recto en un suelo lo más horizontal posible y marcar dónde se proyecta la sombra y el extremo de ésta.

Dejamos pasar unos quince minutos hasta que la sombra se aleje de ese primer punto y marcamos de nuevo el extremo de la sombra. La línea que se une de estos dos puntos nos señala la posición del Oeste y el Este si estamos en el hemisferio norte.

Una línea perpendicular hacia arriba marcará el norte, y una línea perpendicular hacia abajo, señalará el sur. Es bastante fiable y nos puede sacar del apuro.

Usando un palo

La luna 

Puede ocurrir que nos perdamos de noche, donde la visibilidad se reduce de manera considerable y podemos perder los puntos de referencia que nos permitía orientarnos. En este caso, podemos recurrir a valorar los cambios de posición de la luna, la cual cambia en función de sus fases y la hora, incluso puede ser más sencillo que encontrar la estrella polar.

Consejos de orientación si vas al campo

Las marcas de senderos

Hay senderos que, en caso de perdernos, tienen ciertas marcas, denominadas marcas de senderos, que está balizados como son los PR o los GR y con códigos de colores. Puede servirnos de ayuda ya que es más sencillo que nos encontremos a quien preguntar, aunque esas marcas, cabe recordar, que sólo nos indica que estamos en el camino, no la dirección del mismo para llegar a un determinado lugar.

Marcas de senderos

Método del reloj

Si tenemos disponible un reloj de aguja, podemos ubica también lo que es la hora solar.

En España debemos de recordar que son dos horas menos en verano y una hora menos en invierno (España mantiene el horario de países como Alemania impuesto por el sistema político anterior a la democracia). Si alineamos la aguja pequeña con el sol, la bisectriz que se forme con el número 12 del reloj nos indicará el sur en zonas templadas del hemisferio norte. En zonas templadas del hemisferio sur, el 12 tiene que apuntar hacia el sol y la bisectriz que se forma con la aguja de las horas encontraremos el norte.

Método del reloj

Por las estrellas

Si queremos orientarnos por las noches, también podemos ubicar la estrella polar en el hemisferio norte, mientras que, en el hemisferio sur, la referencia será la cruz del sur (constelación en forma de rombo). Una vez esto, tenemos que ampliar la longitud 4 veces y media y el punto final indicará el sur. Es más complicado este método de orientación si vas al campo así, puesto que, además las estrellas no se ven fácilmente a veces y hay que tener conocimientos de astronomía.

Por las estrellas

Hasta aquí, sistema de orientación naturales y recursivos que podemos usar en caso de extraviarnos. Aunque, como siempre, es mucho mejor contar siempre con una brújula y tener, además, un mapa o conocer las rutas y terrenos que vamos a recorrer.

En el caso de no poder hacer estos sistemas de orientación, siempre puedes recurrir a buscar cobijo e intentar avisar a los servicios de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *