El cubismo, el cambio del arte

El cubismo, el cambio del arte
Gernika. Pablo Picasso

El cubismo, el cambio del arte

Este movimiento apareció hace ya más de 100 años y, desde entonces, es uno de los movimientos artísticos más fascinantes del último siglo. El cubismo está relacionado con artistas tan conocidos como Pablo Picasso, cuya interpretación vanguardista cambió la forma en que se miraba el arte.

Quizás te interese:

Con formas superpuestas y composiciones desordenadas, el cubismo dejó de lado las representaciones realistas y figurativas que existían hasta ese momento en el arte y se volcó hacia la abstracción. Por todo esto, el cubismo es una de las formas de arte más importantes del s. XX.

Figura humana cubista de Pablo Picasso
Representación de figura humana cubista. Pablo Picasso

Qué es el cubismo

El cubismo fue un movimiento artístico aparecido en los inicios del s. XX de la mano de Pablo Picasso y Georges Braque, y siguiendo su estela, artistas como Jean Metzinger, Robert Delaunay, María Blanchard o Guillaume Apollinaire. Este movimiento se le considera el iniciador de las corrientes que aparecían posteriormente en el s. XX y ruptura con el arte tradicional.

El término fue acuñado por Louis Vauxcelles, crítico francés que bautizó a los fauvistas (de fauves, “fieras”), y que, en el caso de Braque y sus pinturas, dijo despectivamente que era una pintura compuesta por “pequeños cubos” y figuras geométricas, originándose así el concepto de cubismo.

El cubismo se mantuvo activo hasta 1918, un movimiento realmente corto pero cuya importancia fue increíble, convirtiéndose en uno de los estilos más importantes de Europa. Posteriormente, otros estilos como el surrealismo y gran parte de las corrientes asociadas al modernismo se vieron influenciados por el cubismo.

Pablo Picasso y los que siguieron su estilo buscaron romper con todo lo establecido hasta ese momento en la pintura. Y fue cómo la profundidad, la descripción de la naturaleza y la perspectiva iniciaron su transformación.

Fases del cubismo

Podemos distinguir dos fases dentro del cubismo, la primera fue el cubismo analítico, que representaba organizaciones complejas en versiones simplificadas mediante el uso fragmentado de figuras geométricas. Y una segunda etapa, a partir de 1912, que se llamó cubismo sintético, donde se dejaron de usar las figuras con volumen y fueron composiciones bidimensionales (dibujo plano).

En los años 20, otras corrientes como el surrealismo, ganaron importancia, dejando el cubismo de lado.

El cubismo, el cambio del arte
Obra cubista de Juan Gris

Influencias del cubismo

La corriente del cubismo fue la respuesta a los cambios artísticos y culturales que se dieron en Europa a principios del s. XX de la mano de artistas jóvenes. No sólo existían ideas nuevas, sino una nueva forma de mirar el mundo.

A continuación, os exponemos las influencias en el cubismo:

Postimpresionismo

Los postimpresionistas fueron artistas jóvenes, aparecidos en París, que sintieron la necesidad de exponer la retrospectiva del pintor francés Paul Cézanne. Este artista se caracterizaba por reducir los volúmenes de los objetos a formas geométricas como cilindros, cubos y esferas.

Relacionado: El Postimpresionismo y los grandes artistas del movimiento

Para Cézanne, todas las formas de la naturaleza partían de la esfera, el cono y el cilindro y, es por ello, que sus seguidores comenzaron a trabajar en la observación y análisis de la imagen para encontrar los elementos geométricos esenciales.

Escultura africana y arte ibérico

A finales del s. XIX y principios del s. XX, creció el imperialismo en África y Asia. Europa dejaba ver el interés renovado por las expresiones culturales de estos pueblos, así como el hallarse nuevos restos arqueológicos. En París se realizaron diversas exposiciones de arte africano e ibérico que Picasso y otros artistas apreciaron.

Desarrollo tecnológico

La imagen bidimensional ya no era solo la captación de un instante. La cámara de cine había logrado hacer de la imagen una representación narrativa gracias a la técnica de montaje introducida por Edwin S. Porter y desarrollada por Griffith.

La ciencia y el pensamiento científico

Los artistas cubistas fueron influenciados también por las teorías de Albert Einstein. Para el científico, era imposible determinar un movimiento, puesto que un objeto podía parecer quieto o en movimiento según la perspectiva. De aquí aparecerían las perspectivas superpuestas.

El cubismo, el cambio del arte
Las señoritas de Avignon

Características del cubismo

El cubismo representa la realidad mediante el uso de elementos geométricos y consiguiendo resultados de análisis y síntesis. Los objetos no se representan tal y como son, sino cómo han sido concebidos por la mente, que los deconstruye en formas geométricas básicas, orientando hacia el lenguaje plástico, la observación y el análisis.

  • Ruptura del principio de imitación. Al contrario que los movimientos pictóricos anteriores, el cubismo se aleja de la representación naturalista, de la imitación de la naturaleza como finalidad del arte, convirtiéndolo en un movimiento vanguardista. Incluso llega a distanciarse de la idea de representación de la naturaleza para aflorar efectos y afectos.

Así logra crear la desconstrucción (destruir para volver a construir) por la vía analítica, logrando crear mediante la pintura una realidad independiente de todo referente e intento de verosimilitud.

  • Síntesis y geometrización.
  • Supresión de la perspectiva y el claroscuro. Al no estar interesado en la imitación de la naturaleza, el cubismo se aleja del claroscuro y la perspectiva, alejándose así de la verosimilitud.
  • Superposición de planos. El cubismo contrapone diversos planos en uno solo. La síntesis se realiza minimizando las figuras geométricas y en un solo plano los diversos puntos de vista del objeto.
  • Incorpora técnicas no pictóricas. El análisis visual y los elementos plásticos son los protagonistas. No existe la obligación de representar temas importantes, sino que son cosas de la vida cotidiana para crear un concepto.
  • Bodegones y figuras humanas. Hay un gran interés por pintar bodegones (o naturaleza muerta), con elementos como instrumentos musicales, frutas y objetos cotidianos, así como figuras humanas desprendidas de cualquier etiqueta o referencia (religiosa, histórica o filosófica).
Viaducto en L´Estaque. Georges Braque

Genialidad de los pintores

Y hasta aquí hemos hablado del cubismo. Sin duda, es unas formas de arte pictórico que ha marcado la vida de pintores y amantes del arte hasta la actualidad y representó la genialidad de sus pintores rompiendo con lo anterior y demostrando que una obra reducida a formas geométricas y superpuestas pueden ser un elemento de genialidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *