El líder de la OMS afirma que no existe una “solución mágica”

Tedros Adharom, líder de la OMS

La Organización Mundial de la Salud advirtió este lunes que los países no pueden contar con soluciones mágicas para adelantarse al virus, que se tiene que combatir con trabajo duro afirman. Estas afirmaciones llegan después de que en Europa y América del Norte se estén encontrando con nuevo picos de casos y muertes por COVID-19.

La semana pasada, se reportó el mayor número de casos desde que empezó la epidemia.

La OMS afirmó la preocupación sobre el aumento de casos y hospitalizaciones que se se está dando en muchos países del hemisferio norte.

El director general Tedros Adharom Ghebrevesus expresó que varios líderes, refiriéndose claramente a los europeos, tomaron medidas extraordinarias este fin de semana.

“Nadie quiere más de los llamados cierres, pero si queremos evitarlos, todos tenemos que hacer nuestro papel”, afirmó Tedros durante una conferencia virtual en Ginebra. “La lucha contra esta pandemia es asunto de todos”. Además, también expresó que no se deben de hacer concesiones y que hay que estar comprometidos y hacer sacrificios”.

Hizo un llamamiento a los gobiernos para que “conozcan su epidemia” para detener las transmisiones del virus y poder aislar a los infectados.

“Con estas medidas, puede ponerse al día con este virus, puede adelantarse a este virus y mantenerse por delante de este virus”, dijo.

“No hay soluciones mágicas para este brote, solo trabajo duro de los líderes en todos los niveles de la sociedad, trabajadores de la salud, rastreadores de contactos e individuos”.

Seguir a la ciencia y que exista la división

Otra afirmación del principal dirigente de la OMS fue que muchos países y ciudades siguieron a la ciencia, suprimiendo el virus y minimizando las muertes.

“De Dakar a Melbourne, de Milán a Islamabad, de Nueva York a Beijing, cuando los líderes actúan rápida y deliberadamente, el virus puede ser suprimido”, dijo Tedros.

Otro aspecto que resaltó es la división política a nivel nacional. Donde afirmó la existencia de una falta de respeto hacia la ciencia y profesionales de la salud, creciendo la confusión y las muertes.

“Por eso he dicho repetidamente: detengan la politización del COVID-19”, dijo Tedros.”Una pandemia no es un fútbol político. Las ilusiones o la distracción deliberada no impedirán las transmisiones ni salvarán vidas”.

Si bien el jefe de la OMS no mencionó ningún país, se considera un mensaje dirigido a naciones como Estados Unidos, donde la respuesta a la pandemia se ha convertido en una gran división entre republicanos y demócratas en plena campaña electoral.