Estilos de pintura en la historia. Edad Media

Estilos de pintura en la historia. Edad Media

Estilos de pintura en la historia. Edad Media

Hay muchos estilos de arte en pintura a lo largo de la historia del ser humano. Hemos pasado de pintar en cuevas aprovechando elementos orgánicos y el relieve de la roca, pasando por pinturas realistas y terminando con movimiento como el cubismo o surreralismo.

En esta ocasión, os vamos a hablar del arte pictórico de la Edad Media. A todos nos suenan esos dibujos que parecían hechor por niños y alejados de cualquier realidad o perspectiva. Sin embargo, fueron importantes para la época a nivel religioso y social.

Quizás te interese: Arte paleolítico, primeras formas de arte humano

Estilos durante la Edad Media

Dos estilos marcaron en esta época. Por un lado, el arte románico (s. XI-XII) y arte gótico (Francia, mediados s. XII) que se va imponiendo en Europa Occidental en el s. XIII-XIV.

El nombre románico es usado a partir de los historiadores de arte del s. XX para compararlo con la arquitectura romana antigua, mientras que el término gótico es un despectivo usado por artistas y tratadistas de arte del Renacimiento para señalar a todo arte medieval que consideraban una generación del arte clásico griego y romano, contaminado por los godos, de ahí gótico.

En civilizaciones no occidentales se desarrolló arte pictórico como en Extremo Oriente (arte chino y japonés), zonas de América Precolombina (cultura maya) y el arte islámico estuvo más directamente vinculado con el arte occidental y con presencia en Próximo Oriente y Norte de África, así como la Península Ibérica. Para reseñar, la pintura islámica, por cuestiones religiosas (prohibido representar figuras humanas) no tuvo un desarrollo igualitario al arte cristiano a partir de la pintura paleocristiana.

La pintura medieval es una pintura básicamente religiosa salvo excepciones, que se hacen más numerosas al final de la Edad Media como retratos. La representación del paisaje suele limitarse a ser fondo de las composiciones y que se basa en un color plano o se llena de figuras ocupando casi todo el espacio (horror vacui) y agolpándose en primer plano y yuxtapuestas en horizontal o vertical sin profundidad.

No se usa la perspectiva geométrica hasta finales de la época y la perspectiva aérea no existe. Se utiliza la perspectiva jerárquica, donde la figura más importante era mayor en tamaño que el resto de componentes de la pintura y sin valorar el espacio. También son usados los simbolismos y el lenguaje icónico.

Artesanos y no artistas

En general, los artistas medievales presumían de poco estatus que posteriormente tuvieron los pintores y escultores en el Renacimiento. Es más, la idea de un artista en la Edad Media que actuaba bajo su inspiración y pintar para complacerse a sí mismo algo muy raro. No fue hasta el s. XVI, gracias a Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel y otros que la opinión sobre el artista cambió.

Se hizo más hincapié en la pintura más que en el artista, los cuales eran bastante poco considerados y estaban en un escalafón bastante bajo en jerarquía comparados con artesanos más bajos como orfebres o arquitectos.

Exceptuando a ciertas obras italianas de pintores como Simone Martini, Ambrogio Lorenzetti y Giotto, la mayoría de las pinturas no se firmaron. Normalmente, las pinturas se atribuían a una escuela determinada y no a pintores individuales. En ocasiones, si el trabajo del maestro era famoso, su taller continuaba pintando su estilo tras su muerte, incluso quedando dichos maestros en el anonimato como el Maestro de Flemalle, que fue identificado posteriormente como Robert Campin.

Características principales

Ya hemos mencionado anteriormente algunas características como son el paisaje y la perspectiva, pero aquí os incluimos otras tantas características que delimitaron lo que fue el arte en la Edad Media.

  • Es un arte religioso en todas sus vertientes (pintura, escultura y arquitectura), para transmitir el mensaje de Dios a aquellos que no sabían leer ni escribir (mayoría de la población).
  • Era un arte simbólico. Todo comunicaba un mensaje como fueron las plantas de las iglesias románicas en forma de cruz, los ángeles poseen cabellos largos, rostros hermosos y grandes alas o los demonios como figuras grotescas y terroríficas.
  • Es la primera gran manifestación artística que se unifica en el Occidente europeo.
  • Se mantendrá vivo desde el s. XI hasta el s. XIII el románico y el gótico desde le s. XIII hasta el s. XV.
  • El arte románico coincidió con la sociedad feudal, el resurgir del monasterio de Cluny, el culto a las reliquias religiosas, las peregrinaciones y las cruzadas.
  • En España, el arte románico se extendió a través del Camino de Santiago.
  • Durante el arte gótico, la pintura tuvo escasas variaciones en comparación a la arquitectura y la escultura que tuvieron su desarrollo. En el caso de las esculturas tuvieron mucho más relieve y realismo, y en la arquitectura aparecieron las catedrales.

Curiosidades

  • El Románico usó ciertos animales, reales como imaginarios, para reflejar el bien (aves, especialmente palomas) y otros para referirse al mal (el mono, la serpiente, el jabalí o el cerdo).
  • El grifo (animal fantástico con cabeza y alas de águila y cuerpo de león) se situaba como guardián de las puertas y ventanas de la iglesia con un matiz positivo.
  • El dragón era considerado malvado y enemigo de Dios y el hombre.
  • Los cuatro evangelistas aparecen en el Románico representado con animales reales como son el león a San Marcos, el águila a San Juan, el toro o buey a San Lucas y el ángel a San Mateo.
  • La arpía con cuerpo de ave rapaz, busto femenino y cola de serpiente, así como la sirena, representan los placeres carnales.
  • El Románico también usa el valor del número para comunicar mensajes. Por ejemplo, el número 1 es el número de la unidad y principio creador. El 2 es símbolo de conflicto, el 3 el número de lo celeste y la Trinidad. El 4 es lo terrenal, el 7 la suma perfecta, el 8 el número de la regeneración y, el 12, simboliza el orden cósmico.
  • Durante la época gótica se añadieron las imágenes en vidrieras y con una mayor gama de colores, aunque se siguió manteniendo cierto simbolismo procedente del Románico.