La evolución de los mamíferos a lo largo de la historia

La evolución de los mamíferos a lo largo de la historia

La evolución de los mamíferos a lo largo de la historia

Los reptiles fueron los primeros vertebrados que conquistaron la tierra, pero, dotados de sangre fría, no pudieron adaptarse a todos los ambientes.

Los mamíferos triunfaron donde habían fracasado los reptiles, ya que desarrollaron en el encéfalo un mecanismo termorregulador, además de pelaje aislante en la superficie del cuerpo. Además, su diafragma aumenta la ventilación pulmonar y un paladar secundario les permite respirar por la nariz, mientras utilizan la boca para masticar. Las patas no se proyectan torpemente hacia fuera, sino que se encuentran debajo del cuerpo, verticales, otorgando mayor eficacia al movimiento.

Desde sus comienzos, los mamíferos fueron más versátiles que los reptiles y pudieron adaptarse a toda clase de medios y a condiciones más variables y complejas, lo que consiguieron gracias a un cerebro mayor y a un prolongado periodo de tutela paterna. Las hembras poseen mamas, derivadas de ciertas glándulas cutáneas, y dan de mamar a sus crías hasta que éstas son capaces de alimentarse por sí mismas.

Cierto grupo de reptiles, los Synapsida, que vivieron durante todo el pérmico y triásico, fueron adquiriendo rasgos mamiferoides: dientes masticadores (molares), paladar segundario, en ocasiones cornetes para precalentar el aire nasal, cerdas faciales sensitivas y patas verticales. Probablemente los primitivos mamíferos llevaban las crías en un marsupio, permitiéndoles un segundo periodo de desarrollo después de nacer.

Evolución de los mamíferos desde el jurásico

La evolución de los mamíferos a lo largo de la historia

Durante el jurásico, hace 190-136 millones de años, hubo al menos cinco órdenes de mamíferos bien definidos, todos extinguidos hoy. Tres de esos órdenes resultaron líneas evolutivas sin salida, pero de los otros dos, docodontes y pantoterios, se cree que surgieron todos los modernos mamíferos. Los actuales monotremas (ornitorrinco y equidnos) quizá derivaron de los docodontos. Los marsupiales y placentarios descienden probablemente de los placentarios. El gran grupo de los placentarios se caracteriza por retener el feto largo tiempo en una placenta.

El aislamiento de América del Sur durante el periodo terciario permitió la diferenciación de varios grupos de mamíferos. Como los desdentados (osos hormigueros, tatuejos, perezosos y los extinguidos gliptodontes), litopternos (semejantes a los ungulados del Viajo Mundo), los monos platirrinos y ciertos marsupiales.

Fuera de América del Sur los mamíferos se han diversificado en varias formas. Los grandes carnívoros incluyen lobos, osos y panteras.

Los ungulados vegetarianos también evolucionaron, junto con los elefantes. Los primitivos primates, grupo que incluye los monos superiores y el hombre, aparecieron hace unos 80 millones de años.