Google amenaza con irse de Australia

Google amenaza con irse de Australia

Google amenaza con irse de Australia

Australia es el primer país que se encuentra introduciendo una ley mundial para hacer que Google, Facebook y otras fuertes empresas tecnológicas paguen a los medios de comunicación por su contenido de noticias.

Sin embargo, estas firmas estadounidenses se resisten, advirtiendo con retirar algunos de sus servicios del país.

El primer ministro australiano Scott Morrison dijo que los legisladores no cederían a las «amenazas».

A pesar de que Australia se encuentra lejos de ser el mercado más grande de Google, su propuesta se considera un caso de prueba global de cómo los gobiernos podrían tratar de regular grandes empresas tecnológicas.

El código de Australia podría vincular a Google y Facebook a negociaciones con los editores sobre el valor del contenido de las noticias, en caso de no llegar a un acuerdo primero.

La gerente de Google en Australia, Mel Silva, afirmó en una audiencia en el Senado este viernes de que las leyes son “impracticables”.

La gerente de Google en Australia, Mel Silva

«Si esta versión del código se convirtiera en ley, no tendríamos otra opción que dejar de hacer que la Búsqueda de Google esté disponible en Australia», dijo.

Sin embargo, los legisladores desafían a Google acusándole de “chantaje” e intimidando a Australia por plantear la reforma.

Mel Silva dijo que se trataba de «un riesgo insostenible para nuestras operaciones australianas».

Morrison dijo que su gobierno seguía comprometido con el avance de las leyes en el parlamento este año.

«Permítanme ser claro: Australia establece nuestras reglas para las cosas que se pueden hacer en Australia. Eso se hace en nuestro parlamento», dijo a los periodistas el viernes.

¿Por qué Australia impulsa esta ley?

Google es el motor de búsqueda dominante en Australia y el gobierno lo ha descrito como una utilidad casi esencial, con poca competencia en el mercado.

El gobierno australiano argumenta que debido a que las plataformas tecnológicas consiguen clientes de personas que buscan leer noticias, estos gigantes tecnológicos deberían de pagar a la gente que redacta los contenidos una cantidad “justa” por su contenido.

Además, ha argumentado que el apoyo financiero es necesario para la asediada industria de noticias de Australia porque unos medios de comunicación fuertes son vitales para la democracia.

Los medios impresos australianos han experimentado una disminución del 75% en los ingresos por publicidad desde 2005, según el gobierno.

Google domina el mercado de los motores de búsqueda con una participación de mercado de casi el 90%. Casi todos sus ingresos provienen de anuncios.

Google amenaza con irse de Australia

Que Google amenace con retirarse de todo un país sugiere que la empresa está preocupada.

Australia no está ni cerca de su mercado más grande. Pero los ejecutivos de Google temen el precedente que podrían establecer estas nuevas leyes.

La pandemia ha sido muy rentable para Google hasta ahora, mientras tanto, muchos periodistas locales se han encontrado con problemas.

Google dice que quiere ayudar a financiar el periodismo local original.

Pero claramente cree que lo que se propone en Australia podría dañar fundamentalmente su modelo de negocio si se replica en otros lugares.

La industria de las noticias de Australia está pasando apuros. De cada $ 100 gastados en publicidad digital, $ 81 van a Google y Facebook. Y Covid-19 no ha hecho más que empeorar la situación.

Google amenaza con irse de Australia al ver difícil mantener su servicio

Silva dijo que las leyes establecerían «un precedente insostenible para nuestros negocios y la economía digital» si Google tuviera que pagar por los enlaces y los resultados de búsqueda.

Esto no era compatible con el flujo libre de información en línea o «cómo funciona Internet», argumentó.

«No vemos la manera, con los riesgos financieros y operativos, de que podamos seguir ofreciendo un servicio en Australia», dijo.

El año pasado, Facebook también amenazó con impedir que los usuarios australianos compartieran noticias en la plataforma si la ley seguía adelante.

El gigante de las redes sociales repitió esa posición el viernes, y el ejecutivo Simon Milner dijo en la audiencia del Senado que era «una consecuencia potencial en el peor de los casos».

Dijo que Facebook no obtuvo casi ningún beneficio comercial al tener contenido de noticias en su plataforma.

Ambas empresas han argumentado que las organizaciones de noticias ya se benefician de las plataformas que dirigen a los lectores a sus sitios web. Google también ha citado su asociación con Google News como evidencia de que apoya el periodismo.

¿Cuál ha sido la reacción?

Los australianos han expresado confusión e ira en línea en ambas partes por la propuesta.  Google amenaza con irse de Australia y algunos han debatido si podrían hacerlo utilizando otros motores de búsqueda.

Otros han cuestionado si la eliminación del motor de búsqueda también eliminaría los servicios de Gmail, Google Maps y Google Home, algo que la compañía no ha dejado claro.

A principios de esta semana, los representantes comerciales de Estados Unidos instaron a Australia a retirar las leyes que, según dijeron, intentaban regular «en claro detrimento de dos empresas estadounidenses».

Sir Tim Berners-Lee, el inventor de la World Wide Web, dijo que el plan de Australia haría que la Web «no funcione en todo el mundo».

El jueves, Google acordó pagar a los editores de noticias franceses por fragmentos de noticias que se muestran en los resultados de búsqueda, después de que los medios de comunicación de la nación reclamasen leyes de derechos de autor.