Historia de la marca Mercedes-Benz

Historia de la marca Mercedes-Benz

Historia de la marca Mercedes-Benz

La marca Mercedes-Benz es una de las que siempre nos ha acompañado a lo largo de la historia del automóvil. Se le considera la primera marca capaz de crear un automóvil.

Aunque Mercedes-Benz no siempre fue una marca de prestigio y poderosa como lo es ahora. En este artículo os hablamos de su origen, el motivo de su nombre y las teorías sobre su logotipo. Sigue leyendo y descubre todo sobre esta marca alemana famosa.

Dos comienzos en la historia de la marca Mercedes-Benz

Cuando se inventó el automóvil, existieron dos grandes protagonistas, a saber, Karl Benz y Gottlieb Daimler. Cada uno de ellos crearon su propia empresa y compitieron por separado, con Benz con la empresa Mannheim Benz&Co fundada en 1883 y Gottlieb con Cannstatt Daimler-Motoren-Gesellschaft(fundada en 1890.

Karl Benz fue el creador del automóvil, presentando el primero en 1883, mientras que Gottlieb todavía no había fundado su empresa. Su nombre era Benz Patent-Motorwagen y era un prototipo con 3 ruedas, una sola marcha y velocidad máxima de 17 km/h. Fue 10 años después cuando se creó el primer coche con 4 ruedas (Benz Victoria).

Hablando de Daimler, seguía innovando e intentando propulsar su empresa sin mucho éxito. No fue hasta comienzos del s. XX cuando consiguió despegar, gracias a Emil Jellinek, distribuidor austriaco, consiguió conducir un coche de Daimler.

Origen de Mercedes

Emil Jellinek estaba obsesionado con el nombre de Mercedes. Su hija se llamaba así, así como propiedades con ese nombre y otras tantas cosas. Decidió unir sus dos pasiones y compró la producción de Daimler a cambio de dos condiciones, una que debía ser el distribuidor oficial y único en Austria, Hungría, Francia, Bélgica y EEUU y dos, el uso del nombre Mercedes en el coche.

A Daimler le gustó, sobre todo tras que Jellinek ganara la carrera de Niza-Magnanone con su coche Phoenix y dando a conocer la marca y el modelo en el mundo entero.

Mercedes + Benz

En los años 20, ambas marcas empiezan a trabajar juntas, durante la crisis económica que golpeó con dureza ambas compañías. En 1926 deciden fusionarse y se denominan Daimler-Benz AG, aunque el nombre más conocido de sus coches sería Mercedes-Benz.

Aquí es cuando se crea el famoso logotipo que representa a la marca, la estrella de tres puntas dentro de un círculo. Su origen tiene dos teorías:

  1. Postal que Daimler envió a su hija Mercedes indicando los puntos donde se situaba la fábrica en Bad Cannstatt.
  2. Representación de los elementos tierra, mar y aire, donde los motores de Daimler habían sido pioneros y demostraban que la compañía viajaba por medio de cualquier medio.

Entrada al diésel

Tras la crisis y antes justo de la II Guerra Mundial, Mercedes-Benz presentó un coche único y exclusivo para los amantes del automovilismo, denominado Mercedes-Benz SSK y su versión ligera SSKL. Poseía 300 CV de potencia, alcanzaba 235 km/h y consiguió ganar decenas de carreras.

Diseñaron deportivos como el Type 130 o el Sportroadster. Sin embargo, no eran coches fáciles de vender y el número de fabricación era pequeño.

La auténtica innovación vino en 1936 cuando la compañía construyó el 260 D, el primer turismo diésel de la historia. Este 170 V era el Mercedes que más se vendió y que, junto al 500 K, 540 K y el Type 230 fueron parte de lo mejor en los años 30.

Historia de la marca Mercedes-Benz

La marca alemana casi llegó a desaparecer durante la II Guerra Mundial, puesto que cerca del 90% de sus instalaciones fueron destruidas y su producción era inestable. Sin embargo, el director Alfred Neubauer buscó coches de carreras intactos en las fábricas que quedaban y los usó para convencer a tres grandes pilotos para competir con ellos (Karl KlingHermann Lang Juan Manuel Fangio).

Consecuencias de la II Guerra Mundial y la Fórmula 1

Estos tres pilotos ocuparon los primeros puestos en las carreras, mientras Mercedes reinventaba un modelo que arrasó en F1, el 300 SL. A partir de entonces, la marca se convirtió en un habitual de la competición y rallies.

En los 50, son los primeros en usar las puertas alas de gaviota, características de muchos de sus modelos de coches.

Serie W123

El creador de esta serie fue Bruno Sacco y se convirtió en el referente estético de los futuros modelos de la marca. A pesar de sus 40 años (1971) estos nuevos modelos siguen teniendo el mismo aspecto.

En los 70, apareció la Clase S y la Clase G. En los 80 la marca inició un intento de llegar a todos los segmentos del mercado, creando modelos asequibles como la Clase C, E y M.

Mercedes W123

Chrysler y Renault

En 1998 Mercedes-Benz se fusionó con Chrysler creándose DaimlerChrysler y convirtiéndose en el tercer grupo automovilístico del mundo. Aquí se crearon los primeros todoterrenos modernos como el monovolumen R y el SUV Clase GL.

Esta fusión duraría solo 9 años, separándose en 2007. Tras esto, en 2010 Mercedes firmó un acuerdo con Renault con la intención de compartir tecnologías e innovaciones. En este momento se incluyeron motores Renault en los Clase A y B y Kangoo.

Modelos más conocidos de Mercedes- Benz: Benz Victoria, Mercedes-Benz SSK, Clase A, B, C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *