Ikigai, la brújula de tu destino. Descúbrela por ti.

Ikigai, la brújula de tu destino
Imagen de hojas.com.co

Ikigai, la brújula de tu destino.

Cómo darle sentido a tu vida y levantarte de la cama con ilusión cada día.


En momentos en los que muchas necesitamos reinventarnos para sobrevivir a este cambio de era, descubrir nuestro propósito puede ser la clave.
«No hay nada en el mundo que capacite tanto a una persona para sobreponerse a las dificultades externas y a las limitaciones internas, como la consciencia de tener una tarea en la vida.»
Victor Frankle

Todos sentimos la necesidad de ser útiles de alguna manera
, algunos buscamos algo que va más allá del dinero, la fama, y todo el American lifestyle que nos inocula la publicidad. Lo que pasa es que muchas personas no contactan con eso, y por eso, en el fondo, no alcanzan a ser felices nunca.

El modelo americano de felicidad no funciona


El modelo americano de felicidad plastificada no funciona para personas que buscan autenticidad o plenitud. Al alma sabia no se la engaña con juguetes de colores.

Convertir tu pasión en profesión es un pasaporte seguro para una vida llena de satisfacción.
Se trata de desactivar el modo automático en todo lo que haces, darle un significado y un motivo.

SIGNIFICADO Y ORIGEN DE LA PALABRA

Ikigai se compone de dos kanjis: iki (生き), que se refiere a la vida, y gai (甲斐), que alude a la realización de lo que uno espera y desea.

El origen del vocablo japonés, se remonta al año 794, dicen que surgió en Okinawa, una hermosa isla donde al parecer viven las personas mas longevas de Japón.
Cuentan que una señora japonesa se debatía entre la vida y la muerte, cuando tuvo un sueño muy vívido. Al parecer, soñó que era llamada por sus antepasados para responder unas preguntas y así decidir si seguiría viviendo o no.

Una voz le preguntó ¿Quién eres?
Ella contestó: soy la mujer del tendero.
La voz le dijo que no era eso lo que le habían preguntado.

¿Quién eres? Le repitió la voz.

Soy la madre de tres niños, contestó ella.
Pero tampoco era la respuesta esperada.
¿Quién eres? le volvió a preguntar por tercera vez.

Soy maestra en la escuela, dijo esta vez, sin saber qué decir.

Pero otra vez más le dijeron que no era eso lo que le preguntaba.

Así que la anciana cansada le contestó:


Soy la que se levanta cada día para cuidar y amar a mi familia, y para enseñar a mis alumnos a ser buenas personas.

Así ella describió su Ikigai, sin saberlo.

Se le permitió seguir viviendo, y ella retomó su vida con mucha más plenitud, plena de significado y sabiduría.

Si a pesar de tus logros, sientes un enorme vacío, te falta motivación y no encuentras sentido a tu vida, tal vez seas de los que necesitan encontrar su Ikigai, para descubrir lo que realmente esperas de la vida y de ti mismo y para comenzar a alinearte con eso de una vez.

Encontrarlo no resulta fácil para algunos, otras personas lo tienen claro ya desde la infancia, incluso hay quien no lo llega a descubrir nunca.
Pero la buena noticia es que cuando descubres tu Ikigai, comienzas a disfrutar desde ese mismo minuto, no hay que esperar a conseguir nada, porque ya estás en tu camino con propósito. Has descubierto cómo ser útil aportando lo que mejor haces.

El que conoce su Ikigai, puede desear el futuro aunque el presente sea abominable.


Es más, me atrevería a decir que es la falta de Ikigai de las personas lo que permite que estemos tan alienados y perdidos como sociedad.

FILOSOFÍA IKIGAI

10 principios del Ikigai del libro “El Método Ikigai”
de Héctor García y Francesc Miralls

1. Mantente activo, no te retires, persiste.

2. Tómatelo con calma.

3. No comas hasta llenarte.

4. Rodéate de buenos amigos.

5. Ponte en forma para tu próximo cumpleaños.

6. Sonríe.

7. Rodeate de naturaleza.

8. Da las gracias siempre y por todo.

9. Vive el momento. Medita.

10. Sigue tu Ikigai.

Descubrir eso que amas hacer porque lo haces bien, te pagan por ello y el mundo lo necesita, es a lo que deberíamos aspirar tod@s. Es lo que me gustaría que nos enseñaran en el colegio.

Fácil y muy difícil a la vez.
Para conseguirlo y activarlo, hay muchas técnicas que recomiendan estar en silencio, hacer un retiro, meditar, leer libros de los grandes sabios, estar en la naturaleza, o incluso preguntar a tus amigos qué opinan sobre ti, qué habilidades y cualidades ven en ti, que tal vez tu no hayas observado. Ikigai será la brújula de tu destino.


Según Seiiti Arata para conseguirlo tendrás que:



1. Dejar los delirios de grandeza, empezar pequeño.
2. Liberarte de los objetivos inventados por otros para ti, y de tus creencias heredadas.
3. Considerar la armonía y la sostenibilidad, cuando diseñes tu vida.
4. Aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.
5. Vivir en el presente para diseñar tu futuro.
6. Dejar volar tu imaginación y tu intuición.

Mi recomendación es que hagas 5 listas paralelas, en una tabla de cinco columnas, y busques coincidencias entre ellas o en sus significados. Las palabras que se repitan en todas las columnas, son las importantes. Tómate tu tiempo, puede llevarte varios días.

Pega la tabla o las listas en la pared en grande, para verlas y modificarlas.
Revisa tu Ikigai frecuentemente, será la brújula de tu destino, a veces tenemos cambios internos y conviene irlo actualizando. Tenlo siempre visible.

Las columnas son las siguientes:

1. Valores. (Misión)


2. Habilidades innatas. (Vocación)

3. Cosas que te apasionan. (Pasión)

4. Cosas que haces muy bien. (Profesión)

5. ¿Qué necesita el mundo que tu puedas aportar?


Se trata de encontrar una tarea que te guste, que te llene el alma y no solo el bolsillo, que se pueda monetizar, se te dé bien y sea útil para los demás.


Todos tenemos un Ikigai, atrévete a descubrir la brújula de tu destino.
Te dejo abajo varios enlaces con técnicas para descubrirlo y un par de sugerencias.


https://ebeca.org/viktor-frankl-sentido-vida/https://carlosrebate.com/ikigai/https://www.todostuslibros.com/autor/francesc-miralles-hector-garciahttps://www.hojas.com.co/blog/tendencias/ikigai-la-razon-de-serhttps://www.youtube.com/watch?v=z0TFpbm37JY&t=427s