La importancia de la pintura en el coche

La importancia de la pintura en el coche

La importancia de la pintura en el coche

Aunque no lo creamos, la estética es un elemento esencial a la hora de promocionar y vender un coche. Es más, la gente prefiere aquellos modelos más simples. Es decir, aparte de los sistemas avanzados en tecnología y el motor, su estética basada en la forma, sus líneas y el uso de atractivos colores.

El color tiene un gran peso. Para hacernos una idea, un coche expuesto en un concesionario sin pintura, con sólo la estructura de metal y la carrocería al descubierto no sería absolutamente nada atractivo para el comprador por considerarlo feo. No serviría de nada una campaña de marketing porque, a la larga, serían más las personas que lo rechazasen que aquellos que aceptasen comprarlo.

Los colores son los que finalizan y complementa un coche, y los que dan ese toque final de encanto que atrae a tantos compradores. Es por eso que la pintura automotriz tiene una gran importancia a la hora de fabricar un coche y el que pondrá el punto final que hará al coche lucir perfecto, independientemente de que sean autos con líneas sencillas o económicos respecto a otras grandes marcas.

Se ha demostrado que el color puede llegar a convencernos, enamorarnos de un objeto, incluso de variar nuestro estado de ánimo.

La importancia de la pintura en el coche

La primera pintura

Los primeros datos que se obtienen en la pintura automotriz datan del tiempo donde las carreteras eran las vías más importantes de transporte de personas y cosas. Y, sin duda, a todos (sin importar la época o generación) nos gusta lucir bien.

En aquellos tiempos no existían muchos adelantos o las cosas no tenían la perfección que poseen ahora. Se decía que un tipo de barniz era usado como pintura para embellecer los carruajes y eran renovados cuando se desgastaban. A este barniz se le denomina barniz japonés.

Este barniz asiático comenzó a usarse en muchos elementos, incluso en los primeros coches de la historia, aunque, al no existir innovaciones y herramientas aptas para aplicarlo, solía hacerse con una brocha rudimentaria. El acabado no era perfecto, quedaba feo y era imposible borrar esas líneas dejadas por la brocha en la carrocería.

Primeros coches pintados

Esmalte sintético

En los años 30, apareció un nuevo compuesto conocido como esmalte sintético que mejoró la laca aplicada a los autos. Este esmalte se adhería mejor a la carrocería, daba más brillo, era más flexible y duraba más. Sin dejar de añadir que no era necesario pulirlo.

Poco después, la pintura sufrió más cambios con la aparición de la laca y el esmalte acrílico que, posteriormente, también se vieron sustituidos por el nacimiento del esmalte poliuretano y los acrílicos- uretanos (éstos capaces de soportar las agresiones de agentes químicos que corroían la pintura debido a la contaminación ambiental).

Sistemas bicapas y tricapas

La década de los 80 conoció la aparición de los sistemas bicapas y tricapas. Estaban creadas a base de resinas de poliéster, CAB y resina de polietileno que, junto con la transparencia de los poliuretanos generaban una mayor profundidad, brillo, belleza y durabilidad. Y hoy en día se siguen usando alrededor de todo el mundo.

También existen aquellas hechas a base de agua, con una gran calidad, y cuya principal característica es que no emiten sustancias contaminantes a la atmósfera.

La importancia de la pintura en el coche: sistemas bicapas y tricapas

Las pinturas de coches podríamos decir que son uno de los grandes inventos de la era moderna, donde todos los colores son fabricados bajo estrictos estándares para logar el acabado perfecto al automóvil. Consiguiendo enamorar a los nuevos conductores. La pintura, sin duda, ha sido algo que siempre ha pasado desapercibido, sin percatarnos de la increíble importancia que tiene a la hora de ya no sólo decorar un coche. También de protegerlo contra agentes externos que pueden dañar nuestra carrocería.

Un dato curioso es que a aquellos trabajadores que se encargan de pintar los coches también se les denomina “artistas”. Puesto que han de seguir toda una serie de procesos para que el color sea perfecto.

En definitiva, sin importar de los materiales de los que estén hechas las pinturas, ya sean resinas, solventes, pigmentos o aditivos, sin ella veríamos los coches apagados, con color neutro y el feo del metal luciéndose por las calles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *