Miles de rusos protestan para liberar a Navalny

Miles de rusos protestan para liberar a Navalny

Miles de rusos protestan para liberar a Navalny

Miles de rusos han participado en protestas no autorizadas para exigir la liberación del líder opositor encarcelado Alexei Navalny.

Más de 4.000 personas han resultado detenidas. En Moscú, la policía cerró las estaciones de metro y bloqueó el centro de la ciudad.

Navalny fue encarcelado en su regreso a Rusia después de recuperarse de un intento deasesinato.

Él culpa a los servicios de seguridad por el ataque, pero el Kremlin lo niega.

La figura de la oposición acababa de llegar de Berlín, donde se estuvo recuperando del inciden que casi resulta fatal.

Las autoridades rusas dicen que se suponía que Navalny se debía de presentar en la policía con regularidad debido a una sentencia suspendida por malversación de fondos.

Navalny ha denunciado su detención como “descaradamente ilegal”, diciendo que las autoridades le habían permitido viajar a Berlín para recibir tratamiento por el envenenamiento de Novichok, que sucedió en Rusia en el agosto pasado.

Navalny culpó a los agentes de seguridad del estado bajo las órdenes de Putin por el atentado contra su vida y los periodistas rusos de investigación han nombrado a agentes del FSB rusos sospechosos del envenenamiento. Pero el Kremlin niega su participación y cuestiona la conclusión de los expertos en armas de que se utilizó Novichok.

Mientras tanto, el presidente ruso Vladimir Putin ha negado los informes de que es el propietario de un gran palacio en el Mar Negro, como alega Navalny en un vídeo que se volvió viral en Rusia, con más de 100 millones de reproducciones.

Así fue la jornada en la que miles de rusos protestan para liberar a Navalny en varias ciudades

En Moscú, los manifestantes jugaron al gato y al ratón con la policía, acercándose a los oficiales antes de retirarse a un lugar seguro. Los escuadrones de asalto de la policía sacaron a algunos manifestantes a través de las líneas de escudos antidisturbios.

Luego, los manifestantes intentaron llegar a la prisión de Matrosskaya Tishina, en la que se encuentra recluido el Sr. Navalny.

La esposa de Navalny, Yulia Navalnaya, se encuentra entre los detenidos por la protesta.

La policía alega que las protestas son ilegales y las autoridades rusas advirtieron a los manifestantes de que podrían propagar el coronavirus.

Una manifestante de 40 años en Moscú dijo a Reuters: «Tengo entendido que vivo en un estado totalmente sin ley. En un estado policial, sin tribunales independientes. En un país gobernado por la corrupción. Me gustaría vivir de manera diferente».

En San Petersburgo, ciudad natal de Putin, una multitud se reunió en una plaza centra y coreó: “Abajo el zar”.

También tuvieron lugar manifestaciones en apoyo del Sr. Navalny en el este de Rusia. En la ciudad siberiana de Novosibirsk, al menos 2.000 personas marcharon por la ciudad coreando “Libertad” y “Putin es un ladrón”.

En Yakutsk, donde las temperaturas eran de hasta -40ºC, se reunió un buen número de manifestantes.

Miles de rusos protestan para liberar a Navalny

Muchísimos detenidos durante las protestas

El grupo de monitoreo OVD-Info dijo que la policía había detenido a más de 4.000 personas en protestas en 85 ciudades de todo el país. Incluyeron 1.167 en Moscú y 862 en San Petersburgo.

Más tarde, este domingo, la sede de la campaña de Navalny en Moscú anunció el final de las protestas del día y pidió a los simpatizantes que asistieran a una manifestación el martes en un tribunal de Moscú, donde se dictará un fallo sobre la detención de Navalny.

Varios personas cercanas de Navalny han sido detenidas desde la semana pasada y otras, incluido su hermano y la activista de Pussy Riot Maria Alyokhina, han sido puestos bajo arresto domiciliario.

En Moscú, según los informes, la policía ha estado luchando por encontrar un espacio en la cárcel para los partidarios del líder de la oposición.