Mitología y dioses de los indígenas de Norteamérica

Mitología y dioses de los indígenas de Norteamérica

La mitología y dioses de los indígenas de Norteamérica comprenden un conjunto de relatos tradicionales asociados con la religión desde una perspectiva mitográfica (a través de mitos). Los sistemas de creencias indígenas de Norteamérica incluyen muchos relatos sagrados como pueden ser historias espirituales basadas en la naturaleza y que poseen un rico simbolismo sobre las estaciones, el tiempo, plantas, animales, y elementos de la naturaleza. Son comunes el principio de un “gran espíritu” que lo abarca todo, que es universal y omnisciente y posee una conexión con la Tierra. Las prácticas de adoración tradicionales suelen ser reuniones tribales con celebración de danzas, el ritmo, canciones y entrar en trance.

A continuación, vamos a señalaros algunos animales que representaban mitos y adoraciones a los elementos de la tierra.

Lobo

Mitología y dioses de los indígenas de Norteamérica

El lobo representaba la inteligencia y capacidad de liderazgo. Su virtud principal era el sentido de familia y su tutela ritual y espiritual.

Reverenciado por ser un gran cazador, el lobo simboliza la astucia y se asociaba con el nivel espiritual que todo hombre debía alcanzar para convertirse en un cazador eficaz. El lobo suele tener para estas tribus los poderes sobrenaturales más poderosos.

Tribus de Norteamérica creían que algunos matrimonios estaban formados por personas y animales y durante la noche era posible ver a esos animales, aunque por el día volvían a su forma humana con sólo quitarse la piel del animal. Otras tribus creían que por un matrimonio entre animal y humano y estaban vinculados a este animal y eran capaces de desarrollar sus habilidades. Algunos indios guerreros creían incluso que en el cuerpo del animal residía su alma, y si éste era herido, entonces el guerrero moría.

Los indios de la costa Salish creían que los lobos eran los espíritus de los cazadores fallecidos, así como los Kwagiulth consideraban que eran sus antepasados, y con frecuencia los imitaban en las ceremonias religiosas.

Pájaro de trueno

Debido a su poderío y misticismo, al pájaro de trueno se le consideraba el líder supremo.

Era un pájaro mitológico que vivía en las montañas y se creía que cuando volaba, el batir de sus alas era el causante de los truenos, mientras los relámpagos eran el destello de sus ojos.

Está asociado al cielo, el sol, el trueno y otros fenómenos. Se creía que aquellos que eran dados por sus truenos eran iluminados o destruidos.

Un joven de una tribu de la Isla de Vancouver, la tribu Comox, estaba fascinado por el sonido del trueno. Oyó el trueno y siguió su sonido hasta descubrir el espectáculo de la batalla entre la ballena asesina y el Pájaro de Trueno. Éste vio al niño mirando y le dijo que la historia ahora le pertenecía, por lo que podía usar la máscara y alas del Pájaro de Trueno en el potlatch.

Por otro lado, parece ser que el Aiornis, pájaro gigante prehistórico en que está basado la mitología del Pájaro de Trueno, era un ave de carroña cerca de Los Ángeles. Lo más probable es que estas aves, encontradas por los primeros pobladores humanos de América, se alimentaran de cadáveres de ballenas varadas.

Orca o ballena asesina

Mitología y dioses de los indígenas de Norteamérica

Viajera y protectora, era símbolo de bondad, poder de la música y el despertar de las profundidades.

La ballena asesina es un símbolo del romance y apareamiento de por vida. La orca, como el lobo, permanece con su familia y viaja en grandes grupos.

La leyenda de la orca o ballena asesina procede de un cuento sobre Natcitlaneh, quien fue abandonado en una isla por sus cuñados al estar celosos de su destreza como cazador.
Pero Natcitlaneh fue rescatado por leones marinos y llevado pueblo de éstos, hasta una cueva donde curó a su jefe. Como agradecimiento, los leones marinos le dieron poderes sobrenaturales para tallar 8 ballenas asesinas de madera, que cobraron vida al arrojarlas al mar.

Como señal de respeto, Natcitlaneh construyó una casa y la llamó “casa de la ballena asesina”. Y, de acuerdo con la leyenda, los ancestros visitaron la casa en el fondo del océano, para tener el derecho de utilizar la ballena asesina como escudo de la tribu.

El cuervo

Mitología y dioses de los indígenas de Norteamérica

Símbolo de creación y conocimiento. El portador de luz y magia.

Es el personaje más importante de la mitología del noroeste de EEUU y regiones subárticas y árticas de Norteamérica. Aparece en sus mitos como creador, transformador, héroe o villano.

Es una figura muy destacada en los primeros pobladores de aquellas tierras. También era considerado el portador de luz, fuego y agua a los indios.

Según la leyenda, tenía el poder de cambiar a voluntad su forma animal a ser humano. También es conocido por ser el tramposo, por arrojar el sol, la luna y las estrellas a la bóveda celeste; el que descubrió al hombre dentro de una concha, el que trajo el salmón, el que enseñó al hombre a pescar y cazar.

En la cultura Kwaguilth, el cuervo es el mensajero del reino animal. Es famoso por ser glotón y travieso. Siempre busca autocomplacencia y disfrute y sus aventuras terminan beneficiando a la humanidad.

La entrada de la casa ceremonial del pueblo Kowa-kowa en la Columbia Británica (Cánada), era el pico del Cuervo. La parte inferior estaba abierta y violentamente se cerraba para tragarse al que entraba.

Castor

Se consideraba por los indígenas de Norteamérica como el carpintero del reino animal y el constructor de sueños. Era creativo, decidido y artista.

Es un símbolo protagonista de muchas leyendas, una de ellas procede de los Tsimshian, que cuenta el origen del castor: una mujer de cabello castaño construyó una presa en un pequeño arrollo para tener una piscina en la que bañarse. La piscina se convirtió en un lago y, aunque su marido comenzó a regañarla para que saliera del agua, ella se negó, por lo que su piel se transformó en cuero marrón y su delantal se convirtió en una cola. Por eso el castor tiene ese aspecto.

En las leyendas Haida, el castor es el responsable de dar los salmones que el cuervo había robado a los poblados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *