NIO, el “Tesla chino” subvencionado por el gobierno

NIO ES8
NIO ES8

Los usuarios de Tesla afirman que el fabricante ha revolucionado la industria por más cosas que su diseño o sus baterías.

La compañía liderada por Elon Musk se diferencia de sus competidores por su software y las continuas mejoras que se introducen durante las actualizaciones.

Los usuarios de Tesla afirman que los coches ganan prestaciones a lo largo del tiempo, algo totalmente impensable en la industria del automóvil hace años.

La tecnología de Tesla es la que lo mantiene en la vanguardia frente a sus principales competidores.

Sin embargo, NIO, el fabricante chino de vehículos eléctricos se ha propuesto competir con Tesla en su mismo segmento y poder ganarle cuota de mercado.

Al igual que Tesla, NIO también ha quemado grandes cantidades de dinero invertido produciendo pérdidas. La compañía recibió una inyección de 1.000 millones de dólares en enero de este año, después de reportar unas pérdidas de 370 millones en el tercer trimestre del año anterior.

Tales fondos llegaron, entre otros, del fabricante GAC Group, propiedad del gobierno chino.

NIO no es la primera compañía china en producir vehículos eléctricos, antes ya estaban otras como BYD o BAIC, aunque parece ahora mismo que NIO es por la que más se está apostando. Durante lo que va de año sus acciones se han incrementado en un 430%.

Los analistas de Deutsche Bank afirman lo siguiente en un informe: “una percepción de marca sólida, brindando un servicio postventa de calidad, solucionando problemas clave en la recarga y desarrollando un software de inteligencia artificial robusto”.

Sus productos están dirigidos a consumidores más jóvenes con conocimientos tecnológicos, que puedan valorar su equipamiento.

Claves en NIO: el descenso de costes y la cooperación de las administraciones

Sus costes son más bajos que los de sus competidores y buena parte se debe a su sistema de baterías intercambiables.

Los consumidores adquieren el vehículo sin batería y esta la alquilan pagando una cuota mensual de aproximadamente US$142 al mes. Los usuarios pueden cambiar las baterías agotadas por otras nuevas en solamente minutos en 143 estaciones operativas en China.

También juega a favor de NIO que el gobierno chino está apostando por el sector y llegar a un 25% de coches eléctricos en el año 2025. Hay que tener en cuenta la conciencia hacia la situación ambiental por parte de la sociedad china, ya que es uno de los países con mayor contaminación en el mundo.

NIO que en chino significa “llegando al cielo azul”, pertenece a un grupo formado por las siguientes start ups: NIO, Xpeng, Li Auto y WM Motor, las cuales hoy en día se sienten muy apoyadas por el gobierno chino.

China es el país del mundo con mayor crecimiento en la venta de vehículos eléctricos.

Además de la ayuda del gobierno central, varios gobiernos locales o regionales han ofrecido financiaciones y ayudas por la compra de vehículos “Made in China”.

NIO ES6, vehículo que llegará a Europa

Esta compañía fue la primera fábrica de vehículos chinos en debutar en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Veremos como evoluciona el mercado en el futuro, pero está claro que NIO desde su propio país (el más poblado del mundo) está ganando fuerza frente a Tesla.