Nueva variante en Nueva York del coronavirus evita la vacuna

Nueva variante en Nueva York del coronavirus evita la vacuna

La variante en Nueva York, denominada B.1.526, está en auge en la ciudad.

Este variante en Nueva York del coronavirus con preocupantes mutaciones está aumentando en la ciudad de Nueva York, según diversos informes.

La nueva variante de coronavirus, denominada B.1.526, surgió por primera vez en Nueva York en noviembre de 2020. Representando aproximadamente el 25% de los genomas de coronavirus que se secuenciaron desde Nueva York en febrero y se publicaron en una base de datos global llamada GISAID, según The New York Times.

Los investigadores del Instituto de Tecnología de California identificaron B.1.526 después de buscar en esa base de datos mutaciones en la proteína del pico del virus. O la estructura que permite que el virus se una a las células humanas y entre en ellas. Los investigadores han publicado sus hallazgos, que aún no han sido revisados.

«Ramas» de la B.1516

Existen dos «ramas» o versiones del linaje B.1.526, ambas con mutaciones preocupantes. Una rama tiene una mutación llamada E484K, que también se ha visto en otras variantes de coronavirus, incluidas las identificadas en Sudáfrica y Brasil. Esta mutación puede reducir la capacidad de ciertos anticuerpos para neutralizar o inactivar el virus y puede ayudar al coronavirus a evadir parcialmente las vacunas COVID-19. La otra rama tiene una mutación llamada S477N, que puede ayudar al virus a unirse más estrechamente a las células.

Por separado, los investigadores de la Universidad de Columbia también identificaron la variante B.1.526 cuando secuenciaron más de 1,100 muestras de virus de pacientes con COVID-19 en su hospital. Descubrieron que el porcentaje de pacientes infectados con la versión de B.1.526 con la mutación E484K había aumentado con bastante rapidez en las últimas semanas y ahora infecta al 12% de sus pacientes.

«Descubrimos que la tasa de detección de esta nueva variante está aumentando en las últimas semanas. Una preocupación es que podría estar comenzando a superar a otras cepas. Al igual que las variantes del Reino Unido y Sudáfrica» ​​lo hicieron en esos países».

«Dada la participación de mutaciones E484K o S477N, combinada con el hecho de que la región de Nueva York tiene mucha inmunidad permanente a cepas de coronavirus anteriores de la ola de primavera, esto definitivamente es algo a tener en cuenta», decía Kristian Andersen, una virólogo del Instituto de Investigación Scripps en San Diego, dijo al Times.