Peugeot 205 GTI: corazón de león

Peugeot 205 gti

Aún recuerdo la primera vez que vi un Peugeot 205 GTI como si fuese hoy, fue amor a primera vista. El coche estaba parado en el semáforo de la estación de autobuses de mi ciudad, era de color rojo y se me clavaron los ojos en él siendo un niño. Esas llantas, esa anchura, ese sonido que ya lo diferenciaban del 205 utilitario que hasta aquellas conocía.

Entonces le pregunté a mi padre por ese 205 y me contestó: “es un 205 GTI, tiene 130 cv y pesa 880 kilos, imagínate cómo anda”.

Desde aquellas siempre quise uno y tuve la oportunidad y no la aproveché, quién supiese lo que valen ahora. Aunque era de esperar de un modelo mítico del que ya pocos quedan en buen estado y de serie.

Aún me acuerdo de la primera vez que me subí a uno de un amigo, primera larguísima y el resto de marchas muy cortas y a divertirse. Los coches van mejorando, pero las impresiones que dan los coches de esa época son indescriptibles.

Lo que significa el 205 GTI para el que va en el habitáculo

El Peugeot 205 GTI, es el utilitario deportivo que terminó de dar sentido a los vehículos compactos de esos benditos finales de los 80 y principios de los 90: ágil, eficaz y deportivo. Un cochazo para cualquier amante del motor que buscase emocionarse a la hora de conducir.

Su buen precio era parecido al de otros de sus competidores y sus más que notables prestaciones le otorgaron convertirse en todo un superventas para la marca francesa.

Sin duda se trata de uno de los mejores utilitarios deportivos de la historia. Dejó huella por su deportividad y por la diversión que le brindó a todas las personas que tuvieron el placer de conducirlo.

Un coche dócil, predecible y efectivo hasta en mojado. Muy ágil en zonas muy viradas. Pocos coches recuerdo con su gran agilidad y las emociones que transmite al volante. Contaba con discos de freno delanteros ventilados y discos de freno también atrás en en caso del modelo 1.9 de 130 cv.

Su interior se distingue claramente de los otros 205. Con sus asientos tipo baquet y moqueta roja característicos que le daban una deportividad totalmente acertada con la línea del coche.

Historia y prestaciones de este hito de la automoción

El Peugeot 205, con el apellido GTI nace en el año 1984 con un motor de 1.6 litros que desarrollaba 105 cv. Los primeros apenas se distinguían de la versión normal. Tenían un aspecto exterior más deportivo, con retoques en el paragolpes, unos guardabarros de mayores dimensiones, llantas de 14 pulgadas. Su éxito fue prácticamente inmediato.

El tren de rodaje fue mejorado con vías ensanchadas 40 mm delante y 30 mm atrás, muelles 3 veces más duros y barras estabilizadoras un 50% más rígidas.

En febrero del año 1985, el Peugeot 205 GTI se ofreció con una modificación para alcanzar los 125 cv. Posteriormente, en marzo de 1986 el motor de 105 cv tendría importantes mejoras en la culata, pistones, bielas y otros elementos mecánicos. Alcanzaba una potencia de 115 cv. Poco después, en septiembre de 1986, se presentaba el Peugeot 205 GTi con el motor XU9JA procedente del Citroen BX GTI de 1.900cc con 130 CV. Alcanzaba unas excelentes prestaciones para su época, con una velocidad punta de 201 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos. Exteriormente equipaba unas nuevas llantas en 15.

Peugeot 205 gti: corazón de león

En el año 1.992 la entrada en vigor de la normativa antipolución de la UE obligaría a Peugeot a hacer modificaciones en su gama de motores. En el 205 GTI desaparecería la versión 1.6 115 cv y el 1.9 llevaría catalizador, reduciendo su potencia a 122 cv. El año 1.993 sería el último año de producción del 205 GTI, terminándose de vender sus últimas unidades en el año 1.994. En total se fabricaron 298.345 Peugeot 205 GTI..

En España, los GTi comenzaron a importarse en 1.985 y estuvieron disponibles en todas sus versiones hasta el final de su producción.

No es de extrañar que un coche que valía 2.022.328 pesetas con extras como techo abatible de cristal, aire acondicionado y faros de niebla fuese todo un superventas ya que todo lo que inspiraba este modelo lo hacía único y hoy por hoy lo sigue siendo.