¿Podría el SARS-CoV-2 convertirse en un resfriado común?

¿Podría el SARS-CoV-2 convertirse en un resfriado común?

El mortal SARS-CoV-2 podría convertirse resfriado común algún día, circulando comúnmente y que causando solamente algunos resfriados leves.

Tarde o temprano la pandemia terminará. Los científicos aún no saben cómo se desarrollará el final, pero un nuevo modelo ofrece un adelanto. Puede que el mortal SARS-CoV-2 no desaparezca por completo, se podría convertir en un virus común que acabe solamente causando resfriados leves.

Este modelo publicado en la revista Science se basa en el análisis de otros coronavirus, de los cuales la mayoría solamente causan síntomas leves en humanos. Existen seis coronavirus que a infectan a los humanos; cuatros de ellos son “endémicos” o circulan de manera regular entre las poblaciones humanas, causando un resfriado común.

Los otros dos coronavirus causan el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS). Son más mortales, aunque se ha conseguido contenerlos en gran medida.

Para crear su modelo, un grupo de investigadores analizó datos publicados anteriormente sobre los cuatro coronavirus más leves. Descubrieron que “la inmunidad que bloquea la infección disminuye rápidamente, pero la inmunidad que reduce la enfermedad es duradera”, escribieron los autores en el estudio. En otras palabras, las personas pueden infectarse una y otra vez, pero rara vez contraen una enfermedad grave, según la autora principal Jennie Lavine, becaria postdoctoral en la Universidad Emory en Atlanta.

¿Podría el SARS-CoV-2 convertirse en un resfriado común?

Importante saber el tiempo de inmunidad

Casi todo el mundo contrae uno de estos coronavirus endémicos durante la infancia. Estas infecciones tempranas confieren inmunidad parcial a los adultos que se reinfectan.

Sin embargo, con el SARS-CoV-2 no está claro cuánto tiempo durará en las personas la inmunidad. Ésta se puede obtener a través de vacunas o de infección natural. También se desconoce hasta qué punto las vacunas y las infecciones naturales frenarán la transmisión o reducirán la gravedad de la enfermedad. 

Algunas personas ya han sido reinfectadas con SARS-CoV-2. Pero estos casos han sido raros y la mayoría de estas personas han tenido una enfermedad más leve la segunda vez, según el estudio.

El modelo asume que la inmunidad al SARS-CoV-2 funcionará de manera similar a estos otros coronavirus endémicos, según Lavine. Una de las conclusiones clave del modelo es que, para los coronavirus existentes, la gravedad de la infección durante la fase endémica está directamente relacionada con la gravedad de la enfermedad cuando infecta a los niños. 

El modelo de predicción para saber si el SARS-CoV-2 convertirse en un resfriado común

Su modelo predice que si el SARS-CoV-2 se vuelve endémico y las generaciones futuras se exponen principalmente durante la infancia, el virus “puede no ser más virulento que el resfriado común”, según los autores. Una vez endémica, la tasa de mortalidad por infección del virus, o la cantidad de personas que mueren en comparación con las que están infectadas, caerá por debajo de la de la gripe estacional.

Esto se debe a que los niños generalmente se ven menos afectados por las infecciones por COVID-19 y la mortalidad suele ser baja en los niños. Sin embargo, como es el caso del virus que causa el MERS, incluso durante la fase endémica, un número relativamente alto de personas podría morir, predijeron los autores.

Si este modelo es cierto, aún depende de nosotros llegar a la fase endémica. Una propagación más rápida del virus resultará en una transición más rápida a medida que las personas obtengan inmunidad colectiva. Pero dará lugar a más muertes. Las vacunas son la forma más segura de lograr dicha inmunidad. Una vez que estén ampliamente disponibles, también acelerarán la transición a una posible fase endémica.