Miles de tortugas marinas quedaron paralizadas en Texas

Miles de tortugas marinas quedaron paralizadas en Texas

¿Por qué miles de tortugas marinas quedaron paralizadas en Texas?

Esta semana, miles de tortugas marinas quedaron paralizadas en las gélidas aguas de la costa de Texas durante la tormenta invernal sin precedentes que azotó el país. En respuesta, un pequeño ejército de voluntarios, se puso en acción para rescatar a estas criaturas en peligro de extinción. 

Según las temperaturas cayeron en gran parte de los EEUU, las aguas típicamente cálidas del Golfo de México también cayeron. Para las tortugas marinas, estas caídas de las temperaturas también pueden ser muy peligrosas. Según la temperatura del agua desciende de los 50 grados Fahrenheit (10 grados Celsius), los latidos del corazón de las tortugas disminuyen y se acaban paralizando. Las tortugas, aturdidas por el frío pierden su capacidad de nadar y flotar hacia la superficie. Al encontrarse aturdidas por el frío, se ponen en riesgo respecto a sus depredadores, herirse por darse golpes e incluso ahogarse, según la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica.

Miles de tortugas marinas quedaron paralizadas, pero un ejército de voluntarios está en su ayuda

Hasta el viernes (19 de febrero), casi 7.000 tortugas verdes ( Chelonia mydas ), bobas ( Caretta caretta ) y golondrinas de Kemp ( Lepidochelys kempii ) fueron rescatadas a lo largo de la costa de Texas. Aproximadamente 5,000 de esos rescates ocurrieron a lo largo del extremo sur de esa costa cerca de South Padre Island. Las tres especies están catalogadas como amenazadas o en peligro de extinción por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU . 

«Las tortugas se sorprendieron por el frío al igual que todos los demás», decía Joseph Pechmann, herpetólogo de la Universidad de Western Carolina. 

Las tortugas se suelen enfrentar al frío moviéndose hacia aguas más cálidas. Sin embargo, muchas de ellas viven allí todo el año por el clima templado que existe normalmente. En este caso, la temperatura bajó demasiado rápido para que pudiesen reaccionar.

Para salvar a estas criaturas en peligro, una marina improvisada compuesta por botes privados y embarcaciones de guardabosques de Texas, organizada principalmente por la organización sin fines de lucro Sea Turtle, Inc , pasó la semana recogiendo a las tortugas inmovilizadas en el agua. Mientras tanto, otros voluntarios peinaban las playas para las tortugas que habían llegado a la orilla.

Esta tormenta invernal dejó a muchas personas sin calefacción, electricidad ni agua corriente.