¿Por qué los perros entierran huesos?

¿Por qué los perros entierran huesos?

¿Por qué los perros entierran huesos? Se trata del “lobo que hay en ellos”.

Masticas huesos es una de las aficiones favoritas de los perros. Si le gusta mucho un hueso, el perro podría incluso enterrarlo.

Para los humanos este comportamiento puede parecer extraño, entonces, ¿por qué los perros invierten tanta energía en enterrar sus preciadas posesiones? ¿Por qué los perros entierran huesos?

“La razón por la que un perro entierra algo es para guardarlo para más tarde”, decía Teoti Anderson, adiestrador profesional de perros. “Cuando no sabes cuándo encontrarás tu próxima comida tiene sentido esconder las sobras”.

El acto de enterrar huesos es un tipo de “almacenamiento de alimentos”, es decir, almacenar los suministros disponibles para su posterior acceso. Se trata de un comportamiento común en muchas especies de aves y mamíferos, incluso de los antepasados de los perros, los lobos grises, que es donde los perros heredaron sus instintos de enterramiento.

Masticar huesos es un pasatiempo favorito de los perros. Si un hueso es muy querido, el perro podría incluso enterrarlo.

¿Por qué los perros entierran huesos?

Los lobos, conocidos por sus astutas habilidades de caza, tienden a permanecer en un área de búsqueda el tiempo suficiente para devorar a sus presas por completo. Ocasionalmente cargan y entierran los restos de una presa. Un estudio publicado en 1976 mostró que incluso los cachorros de lobo almacenan y trasladan su escondite para evitar que lo descubra un hermano. Por lo tanto, cuando los perros exhiben este comportamiento aparentemente inusual, simplemente están siguiendo su instinto de “lobo interior”.

La mayoría de los perros de hoy no necesitan almacenar comida por tienen unos dueños que los alimentan bien, pero eso no significa que su impulso natural de guardar las cosas para más tarde no exista todavía. A veces, el instinto de enterrar cosas no tiene nada que ver con almacenar comida. Según el especialista en comportamiento canino César Millán, enterrar puede ser la forma en que un perro saborea los objetos preciados, para volver a disfrutarlos más tarde. También puede ser una forma para que los perros aburridos comiencen a jugar con su dueño, o un método de estrés para perros ansiosos.

Algunas razas, como pueden ser los terriers, son más propensas a excavar, ya sea para enterrar comida o para hacer madrigueras sin ningún motivo específico. “Los perros criados específicamente para cazar o perseguir criaturas en sus guaridas a menudo les gusta enterrar juguetes, huesos y golosinas”, decía Anderson.

Si un perro no recupera un tesoro, seguro que no es porque olvidase su paradero. Los perros tienen un sentido del olfato increíblemente agudo, unas 10.000 a 100.000 veces más potente que el de los humanos, según una investigación de la revista Applied Animal Behavior Science.

Además de los huesos, ¿qué tipo de cosas les gusta enterrar a los perros?  Pues abarca toda la gama de objetos especiales para él.