La red de cargadores ultrarrápidos de Ionity sigue creciendo

cargadores ultrarrápidos de Ionity

Ionity se creó en el año 2017 tras la unión de varios gigantes del mundo de la automoción. El objeto de esta creación es crear una red de cargadores ultrarrápidos de Ionity compatibles con la mayoría de coches eléctricos para cubrir los desplazamientos de larga distancia. Su sede se encuentra en Múnich y sus fundadores son el Grupo BMW (BMW, Mini y Rolls-Royce), Daimler AG (Mercedes y Smart), Ford, el Grupo VAG, Kia y Hyundai.

Cuando hablamos de coches eléctricos no se puede evitar hablar de su recarga y de su estructura disponible para llevarla a cabo. A los puntos de las redes públicas se unen diferentes iniciativas para aumentar las posibilidades que tienen los conductores que compran un coche eléctrico para encontrar un punto de recarga. Una de ellas es Ionity.

En qué consisten los cargadores ultrarrápidos de Ionity

Ionity usa el estándar europeo CCS (Sistema de carga combinada), el cual es el que más se utiliza, reduciendo de manera considerable los tiempos de recarga en comparación con otros puntos. El 55% de la red de cargadores ultrarrápidos de Ionity son de origen Tritium (569 puntos de carga en 139 estaciones), el 41% son ABB (424 puntos de carga en 108 estaciones) y Porsche Engineering (cinco estaciones con 28 cargadores).

Sus estaciones cuentan con una capacidad de hasta 350 kW, potencia con la cual la batería se puede recargar en un intervalo de 10 a 15 minutos. Además no se necesita llevar un cable específico ni tener un contrato con Ionity para usar sus puntos de recarga.

El precio por la carga

Ionity tenía una política de precios cerrados de ocho euros por sesión hasta el año 2020 en toda Europa. Sin embargo, a partir de enero del 2020 sus tarifas pasaron a ser 0,79 céntimos de euros el kWh. Existen otros precios para los conductores que tienen contratada una tarifa de carga especial con alguno de los fabricantes de las red. Por ejemplo, Volkswagen ofrece un año gratis a los conductores que compren un Volkswagen ID.3.

Para pagar, Ionity ofrece la probabilidad de hacerlo mediante su aplicación, en la que se puede acceder como invitado o mediante registro. El proceso es tan simple como escanear el código de barras de la estación, introducir los datos y autorizar el pago.

En el año 2020, Ionity superó las 250 estaciones de carga construidas en todo Europa.

¿Y en España? Dentro de nuestras fronteras tenemos siete puntos activos: Pola de Lena (Asturias), Imarcoain (Navarra), Vilasana (Lérida), Palleja (Barcelona), Madrid, Puerto Lumbreras (Murcia) y Ariza (Zaragoza). A ellos hay que añadir los que están en proceso: O Corgo Norte (Lugo), Martín de Yeltes (Salamanca), Milagros (Burgos), Mérida, Trigueros (Huelva), Casabermeja (Málaga) y El Hidalgo (Castilla-La Mancha).

Para este año 2021, Ionity firmó un acuerdo con Cepsa para instalar un total de 35 puntos de carga ultrarrápida en las principales vías interurbanas de España, Portugal y en las rutas de conexión con el resto de Europa.