Entrevista al Dr. Ángel Ruiz Valdepeñas sobre la ley Auschwitz

Entrevista al Dr. Ángel Ruiz Valdepeñas sobre la ley Auschwitz
Imagen de Dreamstime

GALICIA APRUEBA UNA REFORMA DE LEY SIN PRECEDENTES: YA LA LLAMAN LA LEY AUSCHWITZ


Extracto de la Entrevista al Dr. Ángel Ruiz-Valdepeñas Valdepeñas Herreros, co-fundador de Médicos por la verdad. La ley Auschwitz, es una propuesta de ley que se aprobó en el parlamento gallego el pasado 9 de diciembre de 2020.


Llamamiento urgente a todos los partidos políticos, ciudadanos de buena voluntad sin importar, raza, religión o procedencia.
“Si no les paramos ahora, lo pagarán muchas generaciones venideras, no podemos permitirlo”.
Ángel es médico desde hace 30 años, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.
Fue Jefe de Servicios Médicos del Centro Penitenciario de Ibiza.
Trabajó en varios servicios de urgencias hospitalarias, hasta que le abrieron expediente disciplinario con suspensión de empleo y sueldo, tras expresar sus opiniones sobre la enfermedad conocida como Covid 19.
Cofundador de Médicos por la Verdad España y cofundador de Médicos por la Verdad Internacional.

Diario Sol


– Bueno Angel, primero de todo agradecerte que me hayas dedicado este ratito a mí y al equipo del Diario Sol, porque sabemos lo ocupados que estáis. También decirte que para mí es un gran honor, porque sé de muchos que piensan como nosotros, pero no se atreven a dar la cara, por diferentes motivos y me emociona enormemente, la valentía de los que como tú, se están jugando la carrera, cuando menos, simplemente por querer descubrir la verdad, para el beneficio de todas.

Yo tenía un guión de preguntas muy elaborado, pero entiendo que hay cosas muy urgentes de qué hablar, así que casi prefiero que me digas tú, directamente qué está pasando en primera línea.

Dr. Ruiz-Valdepeñas

– Sí, estamos muy preocupados por una nueva propuesta de ley que se acaba de aprobar en el parlamento gallego.

Se trata de una propuesta de modificación de la ley de salud pública galaica del 8/2008 del 10 de julio, aprobada el 9 de diciembre de 2020 en el parlamento gallego.

Esta propuesta de ley modificaría sobre todo el artículo 38, con motivo de los riesgos existentes por la supuesta emergencia sanitaria.
El parlamento gallego la ha aprobado ya, como propuesta de ley, se trata de impedir que llegue a convertirse en ley y se extienda al resto del territorio, como pasó con las mascarillas y otras normativas.

Diario Sol

– ¿Qué pretende promulgar esta nueva ley Auschwitz?

Dr. Ruiz-Valdepeñas

– Muchas de las prerrogativas van enfocadas a personas no enfermas, que por lo visto somos un peligro por ser potencialmente portadoras del virus, aunque asintomáticos.

Es una ley digna de la Gestapo, que vulnera una enormidad de derechos y se carga la constitución de un plumazo.

Esta ley, con toda su ambigüedad interpretativa permitiría que impunemente se pudiera “someter” (textualmente) a los ciudadanos a:

1. Facilitar y compartir nuestros datos personales, cargándose la ley europea de protección de datos.

2. Tratamientos, vacunación, aislamiento e inmunización que el gobierno considere oportunos.

3. Aislar personas en centros de internación, sin procedimiento administrativo de por medio.

4. Cerrar empresas y establecimientos, “bajo sospecha razonable.”

5. Incautación de bienes y productos.

6. Expropiación de centros sanitarios, con adjudicación de puestos directivos a gestores representantes del gobierno.

Y todo ello, aunque el texto sea muy ambiguo, sin procedimientos administrativos de por medio y sin especificar en base a qué criterios.

Sin argumentar criterios médicos sólidos y basando sus decisiones en la “sospecha razonable”, o sea que no harán falta ni pruebas para poner en marcha los protocolos de aislamiento, vacunación y demás.

Es increíble porque aunque el consejo de Europa haya declarado que la vacunación debe ser voluntaria, al no estar aprobada por el parlamento europeo, no es aplicable. Y como si nada.

Además se carga un montón de leyes, la de libertad del paciente, la del consentimiento informado del 2002, la ley europea de protección de datos, entre otras, según entiendo, con la excusa de que al ser esta situación una emergencia sanitaria, pueden actuar como en un estado de alarma, de sitio o de excepción.

Hemos visto documentación confidencial que menciona ya los centros de aislamiento (C.A.I.) que están preparando en España. Aunque no puedo mencionar la fuente. La situación es muy grave y tenemos que actuar.

¿Entonces, qué proponéis al respecto desde Médicos por la Verdad?
¿Qué podemos hacer?



Dr. Ruiz-Valdepeñas
-En primer lugar estamos haciendo un llamamiento a toda la población a salir todas las tardes a la plaza mayor de cada pueblo y de cada ciudad, a partir del día domingo 7 de febrero, a las 6 de la tarde.

Cada día, hasta que se detenga este atropello a la libertad. Somos muchos los perjudicados, incluidas las generaciones venideras.
Todos los grupos afines están proponiendo distintas acciones tanto a nivel local como a nivel nacional o digital. Cualquier propuesta es bienvenida y lo más importante, toda la ciudadanía es bienvenida, también los que piensan que la vacuna es beneficiosa. Creo que el gran desafío de este momento es olvidar nuestras diferencias y unirnos para exigir la verdad y recuperar nuestros derechos fundamentales. El sistema ha sabido dividirnos en facciones para que perdamos fuerzas, es la hora de alinearnos de una vez para pedir justicia y transparencia.

Hemos elaborado un listado de 11 peticiones que detallo aquí abajo:

LOS 11 PUNTOS QUE EXIGEN MÉDICOS POR LA VERDAD

Nuestras peticiones son las siguientes y las exigiremos pacíficamente hasta que se cumplan,
manteniendo las movilizaciones a lo largo de todo el territorio nacional.

1. Retirada de esta y de cualquier otra “Ley Auschwitz”, nacional o autonómica, concretamente la ley 8/2008 del 10 de julio, aprobada el 9 de diciembre en el parlamento Gallego, que limite o deje la posibilidad de restringir los derechos o libertades de los ciudadanos.

2. Retirada de todas las normativas nacionales o autonómicas implantadas con la excusa de la pandemia, suspendiendo todos los confinamientos y restricciones perimetrales, que además de ser ineficaces e ilegales, están destruyendo la estructura social del país.

3. Normalización de todos los horarios comerciales y reapertura de todos los negocios con absoluta normalidad. Los agentes infecciosos no llevan reloj para afectarnos en horarios determinados y no hay evidencia científica de que no se produzcan contagios en grandes superficies, en el metro y si haya contagios en pequeños negocios, restaurantes o en manifestaciones al aire libre.

4. Las medidas de aislamiento en casa y utilización de mascarillas de forma indiscriminada, dejaran de ser obligatorias, y se confiará en la responsabilidad de los ciudadanos.

5. Se respetará en todo momento, la libertad individual, tanto para llevar a cabo pruebas diagnósticas (PCR y demás), como para recibir tratamientos convencionales o alternativos (incluyendo el dióxido de cloro), así como para recibir o no cualquier vacuna o procedimiento de inmunización, sin aceptarse de ninguna manera coacción o registro de quién accede o no a dichos procedimientos, ni que se utilice esta información para limitar cualquier derecho.

6. Compromiso por parte de todos los gobiernos nacionales y autonómicos, de establecer un verdadero Comité de crisis, no sólo integrado por expertos independientes (sin vinculación directa a ningún partido político), y plurales (con distintas aproximaciones científicas), sino también por ciudadanos de todos los ámbitos sociales, pues es la ciudadanía la que está padeciendo tanto los problemas de salud, como las medidas adoptadas que están generando aún más perjuicio que la situación puramente sanitaria.

7. Garantizar la óptima protección de nuestros ancianos, facilitándoles el acceso a todas las medidas terapéuticas en iguales condiciones que para la población general, y facilitando el imprescindible contacto con sus familiares, y respetando en todo momento las decisiones de sus tutores legales sobre las pruebas diagnósticas, tratamientos o inmunizaciones, por encima de las recomendaciones oficiales.

8. Eliminación de todas las medidas impuestas a niños y jóvenes que no tienen evidencia científica y por tanto, no tienen justificación: Uso de mascarilla, distanciamiento, lavado compulsivo de manos, etc.

9. Cumplimiento de la legalidad, respetando ante todo, la Constitución Española y la Declaración de los Derechos Humanos, no pudiendo en ningún caso conculcarse estos derechos y libertades.

10. Dejar de utilizar a los agentes de la autoridad, a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado para exigir e imponer todas las medidas anteriormente mencionadas, absolutamente anticonstitucionales.

11. Tomar las medidas oportunas para garantizar de una vez por todas, la independencia del poder judicial.

12. Tomar todas las medidas oportunas para garantizar la independencia y neutralidad de los medios de comunicación y que se permitan debates en directo con médicos y científicos independientes para acabar por fin con el terrorismo informativo al que estamos siendo sometidos.

Respetaremos la distancia necesaria y usaremos mascarillas, en muestra de respeto a la normativa vigente y para que no puedan disolvernos fácilmente, ya que nos ampararemos en el artículo 21 de nuestra Constitución que reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas mientras no se obstruya el tránsito público. Aunque de todos modos, se ha informado a las autoridades autonómicas pertinentes.

Fuentes:


http://www.parlamentodegalicia.es/sitios/web/BibliotecaBoletinsOficiais/B110051_3.pdf
Proposición de ley de modificación da lei 8/2008, do 10 de xullo, de saúde de Galicia. importante leer a partir de pag. 51 esto les posibilita para imlementar la vacunación obrigatoria a partir de febrero

https://pace.coe.int/en/files/29004/html

https://medicosporlaverdad.net/categoria/comunicados/