El resfriado común no crea anticuerpos ante el COVID-19

El resfriado común no crea anticuerpos ante el COVID-19

El resfriado común no crea anticuerpos ante el COVID-19

Durante meses, los científicos se han preguntado si la exposición pasada a los coronavirus estacionales que causan resfriados comunes podría evitar que las personas contraigan un caso grave de COVID-19. 

Esa protección podría explicar por qué los niños, que contraen más de estos resfriados se ven menos afectados por el SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el COVID-19. Sin embargo, un nuevo estudio publicado este martes en la revista Cell, encuentra que los anticuerpos contra estos coronavirus estacionales no previenen la infección por SARS-CoV-2 ni reducen la gravedad de la enfermedad.

Existen cuatro coronavirus que circulan en la población humana y causan síntomas de un resfriado común. La mayoría de las personas han estado expuestas a ellos varias veces a lo largo de su vida y, por tanto, han desarrollado anticuerpos contra ellos. Los investigadores realizaron varios estudios el año pasado para determinar si estos anticuerpos también se podrían unir al SARS-CoV-2.Protegiendo contra infecciones o enfermedades graves.

Anticuerpos de otros coronavirus

“Descubrimos que muchas personas poseían anticuerpos que podían unirse al SARS-CoV-2 antes de la pandemia. Pero estos anticuerpos no podían prevenir las infecciones”, decía el autor principal Scott Hensley, profesor asociado de microbiología en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, en un comunicado . Los anticuerpos tampoco pudieron detener una enfermedad grave.

Esta es una conclusión diferente a la de un estudio similar publicado en la revista Science en diciembre. Este encontró que un pequeño subconjunto de personas, y una mayor proporción de niños en comparación con los adultos, portaban anticuerpos de infecciones anteriores por coronavirus que tenían la capacidad de neutralizar o desarmar el SARS-CoV-2. 

“No es ninguna sorpresa” que el nuevo estudio haya encontrado que estos anticuerpos no pueden prevenir la infección, decía George Kassiotis, inmunólogo del Instituto Francis Crick en el Reino Unido, quien dirigió el otro estudio publicado en Science en diciembre. Los anticuerpos que actúan contra múltiples coronavirus existen solo en unos pocos individuos y en niveles muy bajos, dijo Kassiotis. 

“Esa no es la cuestión”, dijo. Más bien, los investigadores quieren saber si estos anticuerpos pueden modificar la enfermedad una vez que ha contraído el virus. Por ejemplo, para protegerlo de síntomas graves, dijo Kassiotis. “El nuevo estudio sugiere que no lo hacen, pero no creo que esto sea concluyente”.

Estudios de anticuerpos ante el COVID-19

En este nuevo estudio, Hensley y su equipo analizaron muestras de suelo recolectadas en 2017 para determinar el nivel de anticuerpos de la población general. Se tomaron muestras de sangre de 263 niños en el Children’s Hospital of Philadelphia y de 168 adultos en el Penn Medicine Biobank.

La mayoría de estas muestras contenían anticuerpos contra los coronavirus estacionales. Pero solamente alrededor del 20% contenían anticuerpos que también tenían la capacidad de unirse a la proteína pico del SARS-CoV-2 o su proteína nucleocápside.

La mitad de estas personas dieron positivo al SARS-CoV-2 después de la pandemia y la otra mitad no lo hizo y fue utilizado como grupo de control. Tras analizar otras 502 muestras de suero tomadas de personas antes de la pandemia. De forma similar, encontraron que más del 20% de estas muestras contenían anticuerpos de coronavirus que podrían unirse al SARS-CoV-2. Sin embargo, las personas que tenían estos anticuerpos aún desarrollaron SARS-CoV-2. No hubo correlación entre el nivel de estos anticuerpos y las gravedad del COVID-19 que desarrollaron, según el estudio.

El resfriado común no crea anticuerpos ante el COVID-19

En la tercera parte del experimento, se analizaron muestras de suero de 27 pacientes hospitalizados con COVID-19 y encontraron que la infección aumentó los niveles de anticuerpos del cuerpo contra los coronavirus estacionales. Otro estudio publicado en diciembre de 2020 en la revista Clinical Infectious Disease encontró que estos anticuerpos no proporcionaron ningún efecto neutralizante. Según el estudio de Kassiotis se encontraron algunos de los anticuerpos que podrían unirse al SARS-CoV-2 podrían neutralizar el virus.

Discrepancias en los análisis

No está claro si estas discrepancias se deben a diferencias en la forma de análisis o diferencias geográficas. Kassiotis cree que se debe a que los investigadores utilizaron una prueba menos sensible. Y, por lo tanto, no identificaron a suficientes personas con anticuerpos que pudieran unirse a la proteína del pico. “Estos números son demasiado pequeños para una conclusión significativa”. 

De todas formas, incluso si estudios más amplios confirman que los anticuerpos contra el coronavirus no son protectores. Éso significa que no haya otros tipos de células inmunitarias. Además de los anticuerpos que persisten de infecciones pasadas por resfriados que podrían tener un papel protector y aún no se han probado.