Los springhares y su colorido ante la luz ultravioleta

Los springhares y su colorido ante la luz ultravioleta

Una nueva investigación destaca los coloridos springhares.

En el mundo científico en este momento, es hora de que los mamíferos brillen, literalmente. 

Los investigadores están construyendo una lista creciente (y brillante) de mamíferos fluorescentes, y una nueva adición, un entrañable roedor saltarín llamado springhare, acaba de saltar al centro de atención. Su pelaje marrón se ilumina en patrones de discoteca arremolinados de rosa y naranja bajo luz ultravioleta (UV ) rayos.

Los científicos detectaron recientemente el brillo rosado de los springhares en especímenes de museos y en animales vivos en cautiverio. Encontraron que los llamativos colores fluorescentes de los springhares eran “funky y vívidos”, formando patrones que eran muy diversos “en relación con la biofluorescencia encontrada en otros mamíferos”, escribieron en un nuevo estudio. 

Los animales biofluorescentes tienen pelaje o piel que absorbe y reemite la luz de longitud de onda corta como una longitud de onda más larga, cambiando su color. Muchos tipos de invertebrados, reptiles, anfibios, peces y aves son fluorescentes, pero en los últimos años, los científicos también han descubierto fluorescencia en mamíferos que están activos al anochecer o durante la noche, como las ardillas voladoras, las zarigüeyas y los ornitorrincos .

Springhares, los únicos miembros del género de roedores Pedetidae , también son nocturnos. Hay dos especies, P. capensis y P. surdaster, que se encuentran respectivamente en el sur de África y en partes de Kenia y Tanzania. Tienen patas delanteras cortas y patas traseras poderosas, parecidas a canguros, para saltar. Y ambas especies brillan, según el estudio. 

Descubrimiento de su brillo por sorpresa

Los investigadores expusieron el brillo oculto de los springhares mientras buscaban signos de biofluorescencia en ardillas voladoras y otros mamíferos deslizantes en la colección del Field Museum en Chicago.  Su búsqueda los llevó a las ardillas de cola escamosa, que no brillaban, y luego a un cajón cercano que contenía a los parientes vivos más cercanos de las ardillas: springhares.

Vieron esta biofluorescencia de color rosa anaranjado en los cajones, y ese fue un momento emocionante.

En total, examinaron 14 especímenes de museo y seis springhares criados en cautividad, cinco vivos y uno fallecido. Bajo la luz ultravioleta, el pelaje marrón oscuro en el lomo de los springhares se iluminó con rayas, manchas y parches de un rosa vivo. 

“Tanto los especímenes masculinos como femeninos emitieron fluorescencia en las mismas regiones y con la misma intensidad”, informaron los autores del estudio. 

Los colores brillantes de Springhares son producidos por compuestos orgánicos llamados porfirinas, según el estudio. Los Springhares probablemente obtienen su brillo rosado de la coproporfirina y la uroporfirina, que los científicos aislaron del pelaje de los animales. Estos dos compuestos emiten fluorescencia en las regiones amarillas, naranjas o rojas del espectro visible dependiendo de las condiciones.

Los patrones brillantes de los springhares

A diferencia de otros mamíferos brillantes, los patrones brillantes de los springhares eran muy variables entre los individuos, e incluso francamente irregulares en algunos. 

Las regiones más intensamente fluorescentes estaban generalmente alrededor de las patas traseras. Al principio, los científicos se preguntaron si los springhares aplicaban porfirinas que cambian de color a su pelaje a través del aseo. Ya que las porfirinas se pueden excretar a través de la orina y las heces. Los investigadores finalmente descartaron esa hipótesis, ya que no pudieron quitar las porfirinas del pelaje de los springhares. La luz visible degrada estos químicos.

Otra posibilidad es que el patrón pueda servir como un tipo de camuflaje. Creando un “ruido” visual que podría proteger a los springhares de los depredadores que son sensibles a los rayos ultravioleta.

La mayoría, pero no todos, de los mamíferos conocidos que demuestran biofluorescencia son más activos en entornos con poca luz, lo que sugiere que la biofluorescencia podría ser una característica más extendida entre las especies que se encuentran al aire libre durante el anochecer o la noche.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 18 de febrero de la revista Scientific Reports .