A subasta la siniestra casa de Lizzie Borden por $ 2 millones

A subasta la siniestra casa de Lizzie Borden por $ 2 millones

A subasta la siniestra casa de Lizzie Borden por $ 2 millones

La casa en la que la asesina del siglo XIX, Lizzie Borden, donde supuestamente asesinó a su padre y a su madrastra con un hacha en 1892, está puesta a la venta.

Borden fue acusada y juzgada por el doble asesinato tras descubrir los cuerpos la mañana del 4 de agosto de 1892 en Fall River, Massachusetts.

Andrew Borden y Abby Borden sufrieron horribles golpes en la cabeza y en múltiples partes del cuerpo, Andrew recibió 11 golpes con el hacha y 19 Abby. Según el Museo del Crimen en Washington DC. Se sabía que Lizzie se había peleado con su padre y su madrastra y muchos pensaban que era la culpable. sin embargo, no habían pruebas que la relacionasen directamente con el crimen y finalmente salió absuelta.

A día de hoy, el edificio que un día estuvo bañado de sangre se encuentra abierto al público como el Bed and Breakfast/Museo Lizzie Borden. Está equipado con muebles, decoración y recuerdos de los acontecimientos sombríos y espeluznantes ocurridos hace más de un siglo. Pero el actual propietario se está preparando para jubilarse y tiene la casa en venta. Pide un precio de 2 millones de dólares, según un listado publicado por The Seyboth Team, una agencia inmobiliaria de Massachusetts.

Una extraña característica de la casa, fruto de una remodelación de Andrew Borden en 1872, es que no existen pasillos. A excepción del rellano del segundo piso.

“Uno tenía que atravesar una habitación para llegar a otra”, dice el sitio web del museo Lizzie Borden. Ese fue uno de los detalles que llevó a muchos en ese momento a sospechar que Lizzie era la asesina. Andrew fue asesinado aproximadamente una hora y media después de Abby. Un extraño en la casa habría tenido pocas opciones para permanecer oculto. Escribió Cara Robertson, autora de “ El juicio de Lizzie Borden “ (Simon y Schuster, 2019) para Publisher’s Weekly. . 

También hubo inconsistencias en los relatos de Lizzie sobre lo que sucedió ese día. Lo cual avivó las sospechas sobre su culpa. Los testigos describieron a una mujer que se parecía a Lizzie tratando de comprar ácido prúsico, un veneno mortal, en una farmacia local el día antes de los asesinatos; pero el farmacéutico se negó a vendérsela sin receta, escribió Robertson. Y más tarde se descubrió que Borden quemó el vestido que llevaba cuando descubrió el cuerpo de su padre, supuestamente porque accidentalmente lo manchó con pintura.

Sin embargo, el jurado no estaba convencido y Borden quedó libre.

Distribución de la casa de Lizzie Borden

La casa cuenta con cuatro habitaciones y dos suites; las suites son las habitaciones más grandes que alguna vez fueron compartidas por Andrew y Abby, y por Lizzie y su hermana mayor Emma, ​​que no estaba en casa cuando su padre y su madrastra fueron masacrados. Una de las habitaciones más pequeñas, la habitación John V. Morse, donde se quedó el tío de Lizzie la noche antes del asesinato, es donde se encontró el cuerpo de Abby, según el sitio web del museo. 

Podría pensar que el lugar de un doble homicidio sería un destino cuestionable para una escapada relajante. Pero el listado de bienes raíces alienta a los posibles compradores a imaginar que adoptan un enfoque alegre para administrar este bed and breakfast único.

“Imagínese sirviendo divertidas galletas de hacha”, dice el anuncio.