Tête a tête con Xavier Uriarte – Parte I.

Tête a tête con Xavier Uriarte  - Parte I.
Foto de Vimeo.com

Tête a tête con Xavier Uriarte – Parte I

Reflexiones sobre la vida y este momento, en una entrevista distendida, casi sin precedentes.
Tuve el honor de escuchar sus opiniones personales en primera persona, independientemente de “La liga” y otras instituciones a las que pertenece o lidera.

Xavier Uriarte es médico naturista, activista social, conferenciante y autor. Especializado en Epidemiología y Salud Pública, por algo le llamaban el médico de las verduras en Salt.
También es el presidente de la Liga por la Libertad de Vacunación (vacunacionlibre.org), asociación que lleva en España 21 años luchando para que las personas seamos informadas verazmente.
Forma parte y lidera diversas asociaciones y medios de comunicación.
La liga en este momento, está en proceso de nueva fundación después de 33 años.


Diario Sol: ¿La medicina se ha vendido a la farmacia y sus intereses económicos?

Xavier Uriarte: Hay una frase de Vicente Navarro, catedrático emérito de la Universidad de Barcelona, autor de libros muy interesantes que dice así:


“El mundo actual disfruta de un gran nivel tecnológico, pero esta tecnología nos ha llevado a su propia iatrogenia”

Eso nos lleva a otros autores alemanes que nos hablan de la iatrogenia* o de la némesis médica**.

No entiendo por qué, sabiendo que toda tecnología o instrumento humano que hace un servicio, también puede tener una iatrogenia o un efecto colateral, no deseado, o adverso.

No entiendo por qué esta negación de algo tan evidente, tan claro, como que el fuego me puede ayudar pero también me puede quemar.

Por qué la economía nos permite que puedan haber cambios en la producción farmacéutica, diagnóstica y tecnológica, cambios tan rápidos que no nos permitan conocer sus efectos a medio y largo plazo, con el debido tiempo de antelación.

Define iatrogenia, Iatros es un concepto que habla de que unos resultados indeseados.

Todo en la vida puede ser iatrogénico, yo puedo ser un factor que equilibra a otro o un factor que desequilibre al otro.


Incluso los cuatro elementos aire, tierra, fuego y agua, de los que estamos hechos todos, generarán efectos favorables y efectos desfavorables.


Hay un principio universal que no sé por qué en farmacia, no se quiere aplicar:

Nada es bueno o malo en sí mismo.
Es la trampa en la que cae nuestro “sistema operativo” binario que predomina y articula nuestras vidas.

Hahnemann, en el siglo XVIII creador de la homeopatía y otros autores clásicos del XVI fueron capaces de transformar venenos como el mercurio, en algo muy interesante, con efectos muy poderosos en el organismo, que dependiendo de cómo se preparasen, podían ser totalmente nocivos para el organismo, e incluso mortales.


Esta visión siempre me ha llamado mucho la atención.
Puedes tener efecto adversos con una cataplasma de ajos, a veces. En un baño caliente, en unas piernas que se inflan mas, o una gimnasia que produce una lumbalgia.


De hecho, no se puede entender nuestra actuación médica sin la iatrogenia.


Por lo tanto hemos de ser muy cautos, no se pueden publicitar o promocionar productos farmacéuticos de una manera masiva, ya que son elementos creados y manipulados por el hombre y no son naturales, son de segunda naturaleza digamos, y nos sabemos qué nivel de iatrogenia puedan provocar.

Es muy difícil concebir para mí, que la ética vaya siglos detrás de la producción y el beneficio económico. Y éste a su vez, no tiene por qué no congeniar con la bioética, pero no parece posible y es triste.

La ética no puede congeniar con los intereses económicos, es imposible, y lo vemos a lo largo de la historia.

Diario Sol:
-¿Pero está vendida la medicina a la Farmafia o no?


Xavier Uriarte: Sí, está vendida sí, pero no quiere decir que no haya gente estupenda haciendo lo mejor que puede en medicina.

Lo grave es que la gente así lo pide y así lo quiere. Piensan que el fármaco, ya sea un agua milagrosa o una planta condensada, funciona mejor y que vale la pena.

Hay un consenso evidente entre aseguradoras, seguridad social y personas.
Hay una dependencia creada, muy insana también entre pacientes y terapeutas o médicos.

En una selva de terapéuticas y de productos. Hay tantas opciones que las personas están confundidas. Les han desconectado de su sabiduría interior, y han delegado su poder, buscando soluciones afuera, sin asumir ninguna responsabilidad por lo que les pasa.
El individuo se ha despistado de su capacidad de ser su propio médico interior.

Con la creación de los nuevos estados, previa, durante y en la post-revolución industrial, entre los siglos XVIII y XIX y mas tarde en los 50, con la post industrialización, se comienza a crear en el imaginario colectivo, el concepto de que el estado te protege y te da una serie de servicios, pero a la vez, te va quitando dignidad, sin darte apenas cuenta.

Bismark ya dijo durante el Segundo Reich en Alemania:

Delante de los procesos de revolución en Europa, actuaré de dos maneras, por un lado os daré toda la caña que pueda, y por otro, os daré la Seguridad Social.


Por un lado te protejo y por otro te anulo.

Diario Sol:
-Qué pasa con otros médicos, ¿son ignorantes o son corruptos?


Xavier Uriarte: La gente es muy honrada, la clase médica, y cualquier categoría laboral. La gente es muy honrada, pero el miedo, el miedo puede con todo. Como dice Erich Fromm, “siento lo que he de hacer pero vivo lo que no tengo que hacer”.

Miedo a perder prestigio, a salir o no salir en la foto, miedo a perder privilegios…

Hay médicos que dejan la profesión, o dejan la empresa, y se ponen por su cuenta.

El ser humano se valora por su profundidad, no por su apariencia.

Hay gente que quema sus pilas, saben de qué va, pero el miedo les puede más.

Y gente que sigue, como puede, a 5 min por paciente y también hay gente que no sabe nada.
Pero hay mucha gente que intenta hacer lo mejor dentro de sus posibilidades.


Cuando nos vamos a dormir siempre aparece y nos llama la consciencia de lo que debería hacer y lo que no puedo hacer.

Hay mucha gente que vive como puede, hay gente que ase atreve a hacer un golpe de estado, y otra gente que no.

Hay gente que se atreve a los negocios en la medicina, y otra que no.

Cada uno hace lo que considera oportuno y hay que respetarlo.

La naturaleza humana es asesina y convive con lo más tierno dentro nuestro.
Que no nos lleguen situaciones extremas como el 36 o el 39, en Alemania, porque para juzgar, todos somos muy buenos, pero para identificar nuestro nivel asesino, nuestro nivel policial y nuestro nivel tierno, de compasión, nos tienen que llegar situaciones muy duras, para contactar con eso.

Somos animales mamíferos, hasta los delfines son más inteligentes que nosotros.

Un comentario sobre «Tête a tête con Xavier Uriarte – Parte I.»

Los comentarios están cerrados.