Ventajas y desventajas de SUV y un coche familiar

Ventajas y desventajas de SUV y un coche familiar

Ventajas y desventajas de SUV y un coche familiar

A la hora de comprar un automóvil, una de las cosas que siempre pensamos es qué tipo de coche queremos. Y entre estos tipos tenemos los SUV, que han experimentado un gran volumen de ventas en los últimos años, olvidando otros coches con semejantes prestaciones y que pueden traer ciertas ventajas si lo que buscas es un coche amplio y para toda la familia.

Actualmente, uno de cada tres coches vendidos en España son vehículos SUV, pero son los únicos modelos que merecen la pena. En este artículo vamos a tratar de comparar los SUV con un coche familiar.

Quizás te interese:

Si tenemos en cuenta las cifras de ventas, comprobaremos que los coches familiares y monovolúmenes han experimentado una caída de ventas, perdiendo terreno frente a los todocaminos, los cuales tienen cada vez tienen mayor éxito comercial.

Los usuarios eligen SUV como una alternativa más que aceptable y creyéndolos mejores que las opciones tradicionales, sin saber realmente que al elegir los SUV están renunciando a ciertos aspectos en que claramente son superiores los coches familiares o monovolúmenes, como son la eficiencia energética, el comportamiento dinámico o la habitabilidad. Y, es que a pesar de que existen SUV que suelen gastar poco, en general consumen más debido a su mayor peso y su peor aerodinámica.

A continuación, hacemos la comparativa de las ventajas y desventajas de un modelo de vehículo frente al otro.

Ventajas e inconvenientes de los SUV

Por lo general, los SUV tendrán un acceso mucho más cómodo gracias a una mayor altura desde el suelo.

Entre sus ventajas frente a un familiar son:

  • Una mejor visibilidad puesto que posee una postura de conducción más elevada.
  • Mejor facilidad de acceso.
  • Posibilidad de poder circular por una mayor variedad de tipos de terrenos debido a la altura libre que posee hacia el suelo.
  • Posee un mayor valor residual como coche de segunda mano en el mercado.

Entre sus desventajas si lo comparamos con un familiar tenemos los siguientes:

  • Un mayor consumo debido al peso y con peor aerodinámica.
  • Muestra una peor seguridad activa (mayor distancia de frenado e inestabilidad, etc.).
  • Precio más elevado
  • Mayor coste de mantenimiento (neumáticos más caros, más piezas…)

Ventajas e inconvenientes de los familiares

Estos coches se destacan por ser más estables y suelen tener una mayor capacidad de maletero.

Entre sus ventajas frente a un SUV tenemos:

  • Menor consumo en general.
  • Una mejor seguridad activa.
  • En general, presenta mejores prestaciones.
  • Un precio de compra más asequible.
  • Gracias a que tienen su centro de gravedad más bajo, poseen un mejor comportamiento aerodinámico.

En cuando a sus desventajas podemos encontrar:

  • Posee una peor visibilidad.
  • Tiene una menor versatilidad, pudiéndose solo ser usado en carretera y urbano.
  • Presenta una mayor depreciación como coche usado.
  • Un acceso más incómodo.

La solución: un familiar elevado.

Es posible encontrar la combinación perfecta entre un SUV y un familiar, donde posee la ventaja de ambos tipos de vehículos. Y podemos encontrarlos en modelo como el Outback de Subaru (considerado el precursor de este tipo de modelos).

Aunque también podremos encontrar en el mercado alternativas como son los Allroad de Audi o las versiones Active de Ford, entre otros.

En líneas generales, son berlinas familiares a las que se han añadido unos centímetros extra en la suspensión, lo justo para que sea más cómodo entrar en ellos y circular por pistas, aunque sin elevar mucho la altura para no variar el centro de gravedad.

Son más estables en carretera, con mejores prestaciones (sobre todo lo que poseen tracción a las cuatro ruedas).