El virus muta a menudo eliminando parte de su código genético

El virus muta a menudo eliminando parte de su código genético

El virus muta a menudo simplemente eliminando pequeñas partes de su código genético.

Este nuevo coronavirus ha desarrollado una serie de mutaciones preocupantes, dando lugar a la aparición de varias variantes nuevas en todo el mundo. Ahora, un nuevo estudio arroja luz sobre cómo el virus muta con tanta facilidad y por qué tales mutaciones le ayudan a “escapar” de la respuesta inmunitaria del cuerpo.

Los investigadores del estudio encontraron que el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, con frecuencia muta simplemente eliminando pequeñas partes de su código genético. Aunque el virus tiene su propio mecanismo de “corrección” para eliminar los errores a medida que el virus se replica, una eliminación no aparecerá en el radar del corrector.

“Es endiabladamente inteligente”, decía el autor principal del estudio, Paul Duprex, director del Centro de Investigación de Vacunas de la Universidad de Pittsburgh. “No se puede arreglar lo que no está”.

Además, para el SARS-CoV-2, esto aparece con frecuencia en puntos similares del genoma, según el estudio, publicado el 3 de febrero en la revista Science. Aquí los anticuerpos de las personas se unirían e inactivarían el virus. Sin embargo, existen ciertos anticuerpos que no pueden reconocer el virus.

 Cómo el virus muta

Por ejemplo, un paciente que estuvo infectado con el coronavirus durante un tiempo inusualmente largo: 74 días. El paciente tenía un sistema inmunológico debilitado, lo que le impedía eliminar el virus correctamente. Durante la prolongada infección, el coronavirus comenzó a evolucionar mientras jugaba “al gato y al ratón” con el sistema inmunológico del paciente , y finalmente desarrolló deleciones.

Para conocer la frecuencia de estas delecciones se usó una base de datos llamada GISAID se analizan 150.000 secuencias genéticas de SARS-CoV-2 recolectadas de muestras de todo el mundo. Al parecer seguían un patrón. “Estas deleciones comenzaron a alinearse en sitios muy distintos”, decía el autor principal del estudio, Kevin McCarthy, profesor asistente de biología molecular y genética molecular en la Universidad de Pittsburgh. 

El virus muta a menudo eliminando parte de su código genético

“Seguimos viéndolos una y otra y otra vez”, en muestras de SARS-CoV-2 recolectadas de diferentes partes del mundo en diferentes momentos. Parecía que estas cepas de virus estaban desarrollando independientemente estas deleciones debido a una “presión selectiva común”, escribieron los investigadores en su artículo.

Los investigadores llamaron a estos sitios “regiones de deleción recurrente”. Notaron que estas regiones tendían a ocurrir en puntos de la proteína de pico del virus donde los anticuerpos se unen para desactivar el virus.

Cómo predecir nuevas variantes 

Los investigadores comenzaron su proyecto en el verano de 2020, cuando no se pensaba que el coronavirus mutara de manera significativa. Pero las eliminaciones que aparecieron en sus datos decían lo contrario. En octubre de 2020, detectó una variante con estas eliminaciones que más tarde se conocería como la ” variante del Reino Unido “ o B.1.1.7. Esta variante ganó la atención mundial a partir de diciembre de 2020.

Aunque el virus puede mutar para evadir algunos anticuerpos, otros anticuerpos aún pueden unirse e inactivar eficazmente al virus.

Los hallazgos también muestran por que es importante usar una mascarilla e implementar otras medidas para evitar que el virus se propague: cuantas más personas infecta, más posibilidades tiene de replicarse y potencialmente mutar.