Volkswagen inaugura planta de reciclaje para coches eléctricos

Volkswagen inaugura planta de reciclaje para coches eléctricos

Volkswagen inaugura planta de reciclaje para coches eléctricos

Volkswagen ha inaugurado una planta de reciclaje de baterías para coches eléctricos con el objetivo de reducir las emisiones y reutilizar sus materiales.

Las baterías de los coches eléctricos tienen una vida útil limitada. Sin embargo, se pueden reutilizar con otros fines una vez han sido retiradas del vehículo en cuestión. Para ello, es necesario el tratamiento de los materiales que las componen y estos trabajos se tienen que realizar en centros especializados como la planta de reciclaje de baterías para coches eléctricos que Volkswagen acaba de inaugurar.

La planta está en Salzgitter, Alemania. En ella el Grupo Volkswagen cuenta con reciclar hasta el 90% de los materiales de sus baterías del futuro. Las baterías de iones de litio necesita una gran cantidad de materiales. Muchos de ellos son difíciles de encontrar y se necesita mucho trabajo para extraerlos.

Volkswagen inaugura planta de reciclaje para coches eléctricos

Así es la planta de reciclaje para coches eléctricos

Esta planta reciclará las baterías para usarlas en otras aplicaciones. Volkswagen ya mostró algunos de los planes para reutilizar estas baterías. Esta planta, se ocupará de las baterías una vez que lleguen al final de su vida útil. Recuperará las materias primas que la componen, como pueden serel litio, el níquel, el cobalto o el manganeso.

“Volkswagen Group Components ha logrado un paso más en su responsabilidad integral sostenible de la batería como un componente clave de la movilidad eléctrica”, decía Thomas Schmall, presidente del consejo de administración de Volkswagen Group Components. “Estamos implementando el ciclo de materiales reciclables sostenibles y desempeñamos un papel pionero en la industria para un problema orientado al futuro con un gran potencial para la protección del medio ambiente y el suministro de materias primas”. 

Eficiente en todos los aspectos

El proceso para el reciclaje de baterías de coches eléctricos también será eficiente energéticamente hablando. En vez de fundir todo en un alto horno, las baterías se desmontan y se muelen en polvo para procesarlos mediante tratamientos hidrometalúrgicos.

“Gracias a la investigación, sabemos que las materias primas de las baterías recicladas son tan eficientes como las nuevas. En el futuro, tenemos la intención de respaldar nuestra producción de celdas de batería con el material que recuperamos. Dado que la demanda de baterías y sus correspondientes materias primas aumentará drásticamente, podemos aprovechar cada gramo de material reciclado”, decía Mark Möller, jefe de la unidad de negocio de desarrollo técnico y E-Mobility de Volkswagen.

Volkswagen no tiene previsto que la planta tenga demasiada ocupación durante los primeros años. Sin embargo, según los coches eléctricos abarquen mayor mercado, este será un proceso importante para el reciclaje. La compañía alemana calcula que una batería reciclada supone dejar de emitir 1,3 toneladas de CO2 a la atmósfera.